Cómo preparar Té Helado

El té helado es una opción sana, natural y muy refrescante, ideal para los calurosos días de verano.

Cómo preparar Té Helado

Cómo preparar Té Helado

El té helado

El té helado es una de las bebidas mas sabrosas, naturales y refrescante que se puede disfrutar en la época estival. Calma la sed y permite disfrutar de una amplia variedad de sabores y aromas.

Esta infusión es ideal para consumir a cualquier hora del día, y gusta tanto a niños como a mayores. Podemos sorprender a nuestros invitados, sirviendo este exquisito trago, tanto en una sencilla merienda o como aperitivo antes de alguna cena o picada.

Estos tés helados se preparan con aquellas variedades que no llevan leche y con las ¾ partes del agua normal. Luego de elaborado el té, se endulza y se le agrega hielo picado.

Al té verde, para darle un sabor más refrescante aún, se le añade unas hojitas de menta o hierba buena.

Los tés frutales, son ideales para los niños y jóvenes, ya que su sabor resulta más suave. También podemos utilizar el té helado para acompañar postres o tartas con frutos secos, entre algunas opciones.

Cómo preparar Té Helado
El té helado es una opción sana, natural y muy refrescante, ideal para los calurosos días de verano.

© Depositphotos.com/belchonock

"El té negro que se menciona en las recetas, es el té común que consumimos a diario."

Cómo servir el té helado

A la hora de servir el té, se pueden preparar varios sabores, colocarlos en jarras de cristal sobre una mesita, y así empezar a disfrutar de esta riquísima bebida, al observar los brillantes colores de cada una de las variedades elegidas. Estos colores pueden ir de un amarillo, naranja, rojo y verde, hasta el negro.

El té helado es ideal para tomar como cóctel con cava, frutas, ron o ginebra.

Para preparar té helado no hay normas ni reglas, lo mejor es dar rienda suelta a la creatividad, e ir probando diferentes posibilidades y sabores.

Recetas para preparar té helado

Estas son algunas recetas que te pueden ser útiles para ir iniciándote en el arte de la preparación de esta riquísima bebida.

Té helado
  • Té negro.
  • Azúcar.
  • Agua.

Prepara el té con ¾ partes de agua de lo habitual. Endulzar y llenar un vaso con la mitad de té, y la otra mitad con hielo granizado o cubitos de hielo.

El té helado se puede preparar en cantidad y conservar en la heladera hasta el momento de servir. Pero nunca debe superar las 24 horas del tiempo de preparación.

"Podemos utilizar el té helado para acompañar postres o tartas con frutos secos."

Té helado con limón
  • Té negro.
  • Azúcar.
  • 1 rodaja de limón.
  • Agua.

Preparar el té, y colocar dentro una rodaja de limón. Endulzar y servir.

Té helado con menta
  • Té negro.
  • Hojas de menta.
  • Azúcar.
  • Agua.

Preparar el té un poco mas suave de lo habitual, y agregar una hoja de menta por taza. Endulzar a gusto y servir bien frío.

Cóctel de té helado con pomelo (con alcohol)
  • 500 cc de té negro.
  • 2 pomelos (jugo).
  • Cáscara de medio pomelo cortada en tiras finas.
  • 150 gramos de azúcar.
  • 1 copita de ginebra.
  • Hielo.

Preparar el té y cuando esté bien frío, endulzar, añadir el jugo, la ginebra y mezclar hasta disolver por completo el azúcar. Servir en vasos largos con las tiritas de pomelo y cubos de hielo.

Nota: El té negro, es el té común que consumimos a diario.