Cómo Preparar los Granos antes de Consumir

Antes de consumir granos, debemos prepararlos poniéndolos en remojo y cocinando con ciertas reglas. Descubre todo el proceso en esta nota

Cómo Preparar los Granos antes de Consumir

¿Cómo se Preparan los Granos?

Preparar los granos para comer requiere de métodos de preparación idóneos, sobre todo en estos tiempos donde las prácticas agrícolas actuales han empujado a miles de productores de todo el planeta a abusar de tóxicos, químicos que favorezcan la producción en cantidad por sobre la calidad. Esto deja a los granos con residuos, desde los leves hasta los peligrosos, y es necesario aprender a eliminarlos para favorecer la digestión, y para que sólo recibamos de ellos sus aportes beneficiales para nuestra salud.

Métodos para preparar los granos antes de comer. Cómo cocinar y poner en remojo los granos para su consumo. Tips de preparación de los granos
El remojo y la cocción adecuada son la mejor forma de preparar granos para su consumo

© Depositphotos.com/Nitrub

Aportes peligrosos de los granos

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicó, por primera vez, un límite máximo permitido para el contenido de arsénico en el arroz, un tema de alta preocupación en especial para el consumo en niños, adultos mayores y personas con alta sensibilidad. Como esta institución, son muchas las investigaciones e informes que hablan de aportes perjudiciales de los granos, incluyendo:

Toxinas naturales: dependiendo del grano, semilla, fruto seco o la legumbre (además de su práctica agrícola de cultivo), estos alimentos en su forma cruda y natural pueden darle a tu cuerpo aflatoxinas (de riesgo cancerígeno), fitatos (impiden la absorción de algunos minerales), inhibidores de enzimas (dificultan la digestión de algunas proteínas), fitoestrógenos (isoflavones que inhiben hormonas), hemaglutinina (impiden la absorción de oxígeno y el crecimiento), micotoxinas (por hongos) y algunas más.

Toxinas agregadas: Debido al agregado de fertilizantes, pesticidas, herbicidas y también a las prácticas de procesamiento, refinado, recolección, almacenamiento y algunas más, ciertos estudios han demostrado el aporte de metales pesados, proteínas refinadas, agregados industriales –endulzantes y otros-

Cómo preparar los granos para que sean saludables

Lo mejor es, en lo posible, es elegir frutos secos, semillas, legumbres y granos cultivados por productores locales, donde puedas verificar buenas prácticas. También es una genial opción elegir los orgánicos (certificados), si tuvieras la posibilidad. Y, en cualquier caso, la preparación lo es todo.

Evita los enlatados, empacados, listos para consumir. Prepara tus granos antes de comer remojando y luego cocinando. El remojo y enjuague no sólo retira las suciedades externas, sino también activa los aportes beneficiales para nuestra salud de cada alimento, favoreciendo así la digestión y aprovechando al máximo sus nutrientes, eliminando la mayor cantidad posible de agregados y de antinutrientes naturales en estos alimentos.

Reglas de remojo y de cocción de los granos

El tiempo de remojo de los granos, legumbres y afines es de dos horas en agua segura y a temperatura de ambiente, pero por prevención y mayor tranquilidad, planifica tus comidas y remójalas en agua toda la noche, antes de su preparación. Es menos práctico que simplemente abrir el envase y cocinar, pero verás que tu cuerpo se siente mejor y la digestión se hace más liviana y satisfactoria.

Proceso para preparar los granos antes de su consumo. Cómo remojar y cocinar los granos. Tips para consumir granos con seguridad

Las malas prácticas agrícolas impiden que comamos legumbres, semillas y granos con toda seguridad

© Depositphotos.com/marilyna

Como regla general, remoja tanto tiempo como puedas, escurre, enjuaga bajo el agua fría del grifo, y luego cocina en agua segura de 30 a 90 minutos:

  • Guisantes negros, lentejas –todas las variedades-: 25 a 35 minutos.
  • Frijoles, arroz, trigo candeal (borgol): 45 a 60 minutos
  • Habas, frijoles más grandes, garbanzos, trigo, cebada y otros: 60 a 90 minutos.

La cantidad de agua del remojo de los granos varía según el tamaño. Siempre debes cubrirlos, y hasta crear tu propia regla, como tres tazas de agua por cada taza de grano o de legumbre. Algo similar se aplica para la cocción, considerando aquí el tiempo de cocción y la evaporación del líquido. Para una digestión óptima, considera que los granos y las legumbres estarán cocidos cuando puedas pisarlos con un tenedor y se desarmen.

"El remojo y enjuague de los granos no sólo retira las suciedades externas, sino también activa los aportes beneficiales para nuestra salud."

'

"Para una digestión óptima, considera que los granos y las legumbres estarán cocidos cuando puedas pisarlos con un tenedor y se desarmen."

El remojo, el enjuague y la cocción en agua –suficiente, no abundante- es la mejor manera de preparar los granos para su consumo. Tu salud se verá ampliamente beneficiada. Crea un hábito de esto, y aprovecha todos los beneficios saludables de estos alimentos deliciosos y saludables.

Cómo Preparar los Granos antes de Consumir