Cómo preparar comidas saludables de acuerdo al color

Alimentación en base a la composición cromática

Con algunos detractores y miles de amantes, la alimentación en base a la composición cromática de los platos resulta saludable, atractiva y con altos niveles nutricionales.

Se trata de preparar comidas saludables a partir del color de los alimentos, elaborando una variedad diversa para lograr adquirir diferentes nutrientes, además de efectos beneficiales para la salud.

La alimentación en base a los colores es una de las herramientas de la holística nutricional. De hecho, desde hace ya algunos años, médicos y nutricionistas por igual recomiendan que en cada plato haya frutas y vegetales de tres a cinco colores diferentes. Pero no sólo hay que prestar atención al contenido de los platos, sino también al color de la vajilla y la decoración de la mesa. Así, este tipo de alimentación propone la combinación de tonos, con ciertas reglas restrictivas, para asegurar una buena nutrición.

Comidas saludables de acuerdo al color

Por ejemplo, por regla general, las proteínas de nuestra alimentación son mayormente rojas (presentes en carnes y algunos granos oscuros). Por ello, evitaremos combinarlas con elementos blancos (como panificados y otros granos), pero sí las combinaremos con colores verdes, amarillos y anaranjados (frutas y verduras, mayormente).

De acuerdo a los preceptos de la holística nutricional, el color de determinados alimentos es la manera en la que la naturaleza nos indica sus aportes nutricionales. Así, los alimentos de color rojo, anaranjado y amarillo poseen efectos estimulantes y energizantes en nuestro organismo. Por su parte los alimentos verdes, azules y púrpura poseen un efecto tranquilizador y refrescante.

A continuación, veremos un extracto de la simbología cromática de los alimentos, a partir de la holística nutricional, para saber cómo preparar comidas saludables según el color.

Simbología cromática de los alimentos

  • El color rojo es el de mayor aporte energético. Generalmente es el tono de frutas y vegetales ricos en vitamina C, como tomates, cerezas, frutillas, frambuesas, remolachas, rábanos, carnes rojas, mariscos y otros.
  • El color naranja es el que apela al apetito saludable, y es infaltable en la alimentación diaria y regular. En él se incluye a las naranjas, mandarinas, mangos, papayas, duraznos, damascos, además de las zanahorias, calabazas y zapallos, nueces, huevos (y sus yemas), jengibre y hasta nabos. Es el color de lo "antioxidante".
  • El amarillo es el color del buen ánimo, de la memoria, y del optimismo. En la alimentación, representa a los cereales (en especial los integrales), arroz, lentejas claras, frutos secos, pomelo, melón, banana, manteca y el ananá, entre otros.
  • Los tonos verdes son los más saludables e imprescindibles (útiles para la presión, la buena digestión y un alto aporte de fibras). Ellos incluyen los pimientos verdes, los vegetales de hojas verdes, las coles, los guisantes, el calabacín (o zapallitos), el apio y el pepino, entre otros.
  • Por su parte, los azules y negros, son relajantes, tranquilizantes y refrescantes en el organismo, como arándanos, grosellas, algas y otros. El tono púrpura, como el violeta, aporta equilibrio. Estos incluyen uvas, tomillo, alcauciles y la remolacha.
  • La próxima vez que prepares un plato, aplica todas estas nociones, de modo de aprovechar los colores de cada alimento para elaborar comidas saludables.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo preparar comidas saludables de acuerdo al color, te sugerimos que visites nuestra sección Nutrición y Alimentación.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social