Cómo preparar baños relajantes económicos

Baños relajantes para un momento especial

Los baños de burbujas, o baños de inmersión, son una manera especial de relajar y de embellecer nuestro cuerpo por completo, en un mimo que podemos darnos casi a diario si así lo quisiéramos. Aquí te contamos algunas ideas interesantes para hacer un baño especial, para disfrutar de a uno o de a dos.

Baño relajante especial

Este baño dejará tu piel sumamente perfumada. Prueba prepararlo con agua, leche, colonia y unas gotas de esencia de rosa. Tu piel quedará perfumada, hidratada y sumamente suave.

Baño relajante de rosas

Si quieres relajar tu cuerpo y lucir una piel suave y llena de vida, nada mejor que un baño relajante de rosas. Para prepararlo, bastará colocar en la bolsita de baño (o en una bolsa hecha de gasa o de tul) algunos pétalos de rosas frescos, tantos como puedas obtener. Déjalo flotando mientras se llena la bañera, y después disfruta de su aroma y de sus propiedades embellecedoras intensas.

Baño de inmersión con sales

Las sales son una manera ideal de preparar baños de inmersión sencillos. Sólo basta colocar las sales en la bolsa del baño, o bien arrojar un puñadito en el agua, mientras se llena la bañera, para dejarlas que se disuelvan lentamente. Si no cuentas con sales y quieres prepararte un buen baño relajante económico, prueba incorporar al agua sal gruesa, ralladura de limón (fresca o seca) y clavo de olor molido o en polvo. Puedes hacer esta preparación para mantenerla en un frasco hermético, y tenerla siempre a mano para cuando llegues a casa luego de una jornada agotadora.

Baño caliente

Y si de estrés se trata, nada mejor que un baño caliente. Si no cuentas con sales ni productos, se puede complementar el agua del baño con sal común y bicarbonato de sodio, y algunas gotas de colonia, para perfumar el ambiente. Una buena música de fondo va a complementar esta escena para permitirte una relajación máxima.

Minibaño para tu rostro

Si no tienes tiempo para darte un baño de inmersión, pero quieres renovar tu piel, puedes hacer un mini baño para tu rostro. Bastará con calentar agua hasta el hervor y volcarla en una palangana. Complementa con hierbas naturales, o simplemente utiliza el vapor del agua limpia. Inclina tu cabeza sobre la palangana y cúbrela con una toalla que caiga hacia los costados, para procurar que el vapor quede allí dentro. Siempre con cuidadado de no quemarte.

Disfrutar de un baño relajante en casa no requiere de muchas sofisticaciones. Como vemos, son muchas las opciones, económinas y al alcance de nuestras manos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo preparar baños relajantes económicos, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
18 valoraciones.
El 94% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social