Preguntas que Puedes Hacer en una Entrevista de Trabajo

“¿Hay algo que quisieras saber?” pareciera ser una de las más temidas frases en los reclutamientos laborales. ¡Aprende aquí qué puedes preguntar y qué no durante una entrevista laboral!

¿Qué Puedes Preguntar en una Entrevista de Trabajo?

¿Qué Puedes Preguntar en una Entrevista Laboral?

Te has presentado, han analizado tu currículum y tu hoja de vida, te han dado los detalles del puesto que buscas obtener, y llega un momento crucial en los reclutamientos: te consultan si hay algo que quisieras saber, y tu mente de pronto queda en un blanco absoluto. ¡Ya no más!. En esta nota conocerás las preguntas que puedes hacer en una entrevista de trabajo para sumar un punto más a tu desempeño, destacando de entre los demás candidatos.

Preguntas que no debes hacer durante la entrevista

Todos sabemos que el momento en el que te invitan a hacer preguntas están midiendo mucho más que tu inquietud. Los reclutadores conocen con este método cuál es tu intención sobre el trabajo, cuáles son tus motivaciones e intereses, y tienen un vistazo de tu personalidad. Quizás responder con un "no hay nada que se me ocurra en este momento" no sea el mejor camino, y seguramente has leído una y otra vez en miles de consejos que debes hacer al menos una pregunta, pero ten cuidado con esto: algunas no son bienvenidas por los potenciales empleadores.

Qué preguntar en una entrevista de trabajo. Preguntas que puedes hacer en una entrevista laboral. Qué no debes preguntar en una entrevista
Conoce qué preguntas puedes hacer durante la entrevista de trabajo, para demostrar tu buena intención y motivación.

© Depositphotos.com/Wavebreakmedia

"Las mejores preguntas que puedes hacer durante una entrevista deben responder a tres criterios: mostrar interés en el puesto y la empresa, motivación para crecer y reflejar tu buena predisposición."

Preguntas como “cuándo recibiré aumentos de sueldo” o “cuál es la política de días libres” sólo dan a entender que no tienes la mejor predisposición para el trabajo, y que tu interés se basa en la paga y no en el crecimiento laboral. En cambio, las mejores preguntas para hacer deben responder a tres criterios básicos:

  • Mostrar interés en el puesto y en la institución
  • Demostrar tu motivación por el crecimiento en la empresa (y no sólo, por ejemplo, en la paga)
  • Reflejar tu buena predisposición hacia el trabajo

Preguntas que SI puedes hacer

Es importante que pienses en tus preguntas antes de asistir a la entrevista, para que así puedas ajustarlas a lo sucedido en la reunión. Necesitas demostrar interés en el puesto y en el desarrollo de tus actividades a lo largo del tiempo, lo que le dará a tu empleador la comodidad de asumir que no estás sólo de paso en la compañía.

Por ejemplo, la mayoría de las empresas toman personal por un período de prueba de tres meses, luego de los cuales se evalúa si el candidato será o no contratado. Así, una buena pregunta por hacer es con respecto a cuál será la metodología o los criterios mediante los que se evalúa al candidato luego del período de prueba, y también cuáles son las posibilidades de crecimiento en el trabajo una vez contratado. Otra pregunta apta para la entrevista es si podrás conocer los resultados de tu evaluación, para saber los puntos en los que debieras desarrollarte mejor.

También es bueno convidar tu respeto hacia ti mismo, así como al trabajo. Por ejemplo, consulta si el puesto ha sido creado recientemente, o si antes era ocupado por otra persona y cuáles fueron las circunstancias en las que esta persona ha quedado desvinculada o ha abandonado el lugar. Así, demostrarás que te gusta estar preparado, y entrarás conociendo diversas dificultades en la labor.

Preguntas aptas en una entrevista de trabajo. Preguntas que si puedes hacer durante una entrevista. Qué puedo preguntar en una entrevista laboral?

Si hay otros candidatos esperando su entrevista, salúdales y deséales buena suerte en voz alta: los reclutadores verán tu buena predisposición.

© Depositphotos.com/opolja

"Es importante que pienses en tus preguntas antes de asistir a la entrevista, para que así puedas ajustarlas a lo sucedido en la reunión."

A veces, la pregunta del entrevistador no será del estilo “hay algo que quisieras saber”, sino del tipo por qué quisieras trabajar en esta compañía. Para responder de un modo que multiplique tus posibilidades, lo mejor es investigar un poco sobre la empresa antes de llegar a la entrevista, de modo de incluir información específica en tu respuesta, tal como “me gustaría ser parte de una entidad que tenga estas políticas de responsabilidad y compromiso social”, o del estilo “creo que coincido con esta empresa con respecto a los valores de protección del medio ambiente y a la aplicación de las normas ISO”, u otras afines.

Por otro lado, quizás te pregunten por qué te gustaría trabajar en ese puesto en particular. Para ello, antes deberías haber investigado un poco sobre la institución y también sobre ese cargo específico. Por eso, ni bien recibas el llamado o el email solicitándote que te presentes, responde en tiempo y forma consultando la fecha y la hora de la reunión, y también para qué puesto se trata específicamente. Así, podrás hacer tus averiguaciones, pensar algunas interrogantes (y algunas respuestas), y sabrás con mucha más adecuación qué preguntar en la entrevista laboral, marcando tu diferencia con los demás candidatos.