Preguntas frecuentes sobre la epidural

El uso de la anestesia epidural es una de las dudas más comunes que se presentan en las embarazadas. ¿Es seguro su uso? ¿Tiene contraindicaciones?. Analicemos las preguntas más frecuentes.

Preguntas frecuentes sobre la epidural

Dudas sobre la anestesia epidural

Tiempo atrás, las embarazadas debían traer a sus hijos al mundo de forma totalmente natural, soportando muchísimo dolor en el proceso, puesto que aún no existía la anestesia. Hoy en día, es muy utilizada la anestesia epidural o peridural para actuar como analgésico contra el dolor, siendo una técnica segura tanto para la madre como para el bebé. No obstante, es frecuente que surjan varias preguntas acerca de este método.

¿Qué es la epidural?

Es una anestesia que se inyecta en la zona lumbar de la futura mamá, dejando conectada la sonda para ir administrando la cantidad correcta de analgésico conforme el parto avanza. No hay ningún momento determinado para administrar este tipo de anestesia, sino que se hace cuando el útero se ha dilatado al menos dos o tres centímetros, y a la vez, las contracciones empiezan a ser intensas y largas.
Después del primer pinchazo, es normal esperar unos 15 o 20 minutos hasta notar su efecto.

¿Cuándo se recomienda el uso de la epidural?

La anestesia epidural se recomienda generalmente para casi cualquier tipo de parto con el fin de aliviar el dolor de la madre. En determinados casos, incluso se recomienda especialmente, como en partos de gemelos y bebés prematuros.

¿Es seguro el uso de la anestesia epidural?

Como cualquier otra anestesia, la epidural podría tener sus peligros inyectada de forma excesiva, por lo que como ya se ha comentado, se va administrando según las necesidades de la madre.
La epidural es tan segura que son muy pocas las ocasiones en que su utilización está contraindicada.

¿Qué contraindicaciones tiene la epidural?

En casos de que la embarazada presente infecciones o tatuajes en la zona de la punción, si padece de cardiopatía materna grave, o si el cuerpo no tolera correctamente los efectos de la anestesia local, por poner algunos ejemplos. De cualquier forma, será el médico quien decidirá si la administración de la epidural es segura o no, teniendo en cuenta el historial y condiciones de la futura madre.

¿Cómo afecta la epidural al progreso del parto?

Es cierto que la epidural alivia el dolor de forma parcial o incluso al completo, pero también pueden surgir algunas complicaciones en el uso de esta anestesia. Por ejemplo, la epidural actúa como anestésico no únicamente del dolor, sino también de la sensación de empuje, es decir, que la madre no controla tan bien los estímulos y la fuerza para pujar el bebé hacia afuera. Esto obliga a veces al uso de fórceps o espátulas para llevar a cabo el parto con más facilidad.

Otra característica es la dificultad y alargamiento de la dilatación, factor que en ocasiones se traduce en partos más complejos y largos.

"La epidural actúa como analgésico contra el dolor del parto, siendo una técnica segura tanto para la madre como para el bebé."

"La anestesia epidural se recomienda generalmente para casi cualquier tipo de parto con el fin de aliviar el dolor de la madre."