Prácticas equivocadas al ahorrar en casa

Errores a la hora de ahorrar energía en casa

Ahorrar dinero en el hogar es una buena forma de equilibrar la balanza de gastos e ingresos a fin de mes, no obstante, a día de hoy se siguen realizando varias actividades inútiles (con las que se gasta incluso más dinero) para tratar de recortar las facturas energéticas. Fijate si realizas erróneamente algunas de las siguientes prácticas.

Lavar a mano ahorra más que usar el lavavajillas

Lavar los platos de la comida a mano no consume menos que utilizar el lavavajillas, a diferencia de lo que muchos piensan. Es verdad que ese aparato necesita electricidad para funcionar, pero si nos aseguramos de adquirirlo en su versión de bajo consumo, el ahorro energético está garantizado (siempre utilizado de forma correcta). Más concretamente, la energía ahorrada es un 10% superior que si se lavan los platos de forma tradicional, además de obtener una vajilla impoluta.

Los aparatos en stand by no consumen energía

Apagar los aparatos eléctricos como el DVD o la televisión, pero dejarlos en stand-by, es otro acto muy habitual en los hogares de todo el mundo. Si bien un electrodoméstico que no funciona va gastar menos que estando encendido, si permanecen con la luz de stand-by continúan consumiendo energía. Según varios estudios, con esta práctica se ha demostrado un sobre-consumo de 230 kWh anuales.

¿Se ahorra energía al apagar siempre la calefacción?

Muchos hogares tienen la costumbre de mantener la temperatura constante durante todo el día por medio de sus aparatos de calefacción. No obstante, el mito de no apagar la calefacción para no gastar más al volver a encenderla debería ser erradicado. Si bien es cierto que cada vez que se enciende el sistema calefactor se necesita un sobre-esfuerzo energético para alcanzar la temperatura deseada, al final del día ese gasto sigue siendo menor que si no se ha apagado la calefacción.

Por las ventanas no se puede escapar el calor

Otro malentendido general es la creencia de que por las ventanas de casa no puede perderse tanto calor. Una vez más, numerosos estudios han confirmado que a través de las rendijas de las ventanas se escapa hasta un 30% de la calefacción o calor del hogar. Por tanto, sellar las ventajas (con métodos como el cristal doble) resulta ideal si queremos ahorrar energía.

La electricidad es más eficiente que el gas para cocinar

La mayoría de nuevas viviendas vienen equipadas con vitrocerámicas por la falsa creencia de que este sistema de cocina eléctrico es mucho más barato que el tradicional de gas. La verdad es que, pese a que no desprenden un calor tan vivo como los típicos fogones de gas, las cocinas eléctricas necesitan mucho más tiempo para calentar una olla o cacerola, aunque es verdad que se gana en practicidad. Una buena idea es la de adquirir recipientes de cocina (ollas, sartenes...) con el llamado fondo difusor, que consigue un reparto más eficiente del calor emitido por las vitrocerámicas.

Si deseas leer más artículos similares a Prácticas equivocadas al ahorrar en casa, te sugerimos que visites nuestra sección Economía y Ahorro.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social