Poses de yoga fáciles de hacer

Para iniciarte en el yoga, hay posturas muy simples que puedes hacer en casa. Aquí te indicamos 3 de las más comunes.

Poses de yoga fáciles de hacer

3 poses de yoga simples

Hay quienes piensan que el Yoga es exigente, que requiere de gran flexibilidad, e incluso hay quienes evitan iniciar sus clases por miedo a que sus condiciones físicas les impidan realizar las actividades. Pero nada de esto se aplica a la realidad.

Si estás pensando en incorporarte al mundo del Yoga y quieres conocer más al respecto, aquí te contamos cómo son algunas de sus posiciones y movimientos de nivel básico más habituales.

¿Qué son las posturas del yoga?

Las posturas de Yoga, también conocidas como Asanas, son movimientos y posiciones específicas que presentan beneficios para el cuerpo, la mente y el alma. Aunque hay miles de ellas, hoy te comentaremos tres de las más habituales en el nivel básico.

Poses de yoga fáciles de hacer
Poses de yoga fáciles de hacer

© Depositphotos.com/Andy-pix

"Las posturas de Yoga, también conocidas como Asanas, son movimientos y posiciones específicas que presentan beneficios para el cuerpo."

Posturas de yoga más comunes

Antes de practicar estos movimientos y posturas, consulta con un yogui especializado. Toma algunas clases para fijar los conocimientos y conocer la importancia de cada postura, mudra y movimiento, para poder aplicar en casa cuando prefieras, sin riesgos y con los mejores beneficios.

La montaña – Tadasana

Esta postura nos recuerda a la fortaleza, la paz y la sabiduría de las añosas e imponentes montañas.

Para realizarla, párate sobre la colchoneta apoyando bien los pies y distribuyendo tu peso en toda la planta, con los pies juntos. Gira rodillas y muslos levemente hacia dentro, y lleva el coxis apenas hacia delante. Respira lenta y profundamente, con los brazos a los lados y las palmas hacia los muslos. Comienza a elevar un poco los brazos, manteniendo la mirada al frente, concentrándote en tu energía (ver video). Los brazos llegarán a una posición triangular, como si tu cuerpo fuese una montaña. Mantén la posición unos momentos, disfrutando de este bienestar y de esta paz de la postura.

Flexión hacia delante – Uttanasana

Esta postura es ideal para oxigenar la mente, reavivar la energía y relajar la espalda.

"Antes de practicar estos movimientos y posturas, consulta con un yogui especializado."

Coloca los pies separados a la altura de las caderas, bien afirmados en el piso. Párate con la espalda erguida y los hombros hacia atrás y, lentamente, eleva los brazos por los lados del cuerpo hacia llevarlos estirados hacia arriba. Dobla los codos y une tus antebrazos, tomando el codo izquierdo con la mano derecha, y viceversa. Inspira profundamente y, mientras exhalas por la nariz, lleva el cuerpo hacia adelante, agachándote hasta donde tu cuerpo prefiera y llevando los codos, aún asidos, hacia el piso. Deja colgar tu cabeza, para que se estire tu columna (ver video).
Mantén la posición, respirando por la nariz, y cuando prefieras, comienza a elevarte lentamente arqueando la espalda.

El árbol – Vrksasana

De pie y en posición erguida, con los ojos abiertos y la mirada al frente, lleva el peso de tu cuerpo hacia el pie izquierdo y eleva la pierna derecha, llevando la rodilla hacia fuera y la planta del pie hacia el interior del muslo izquierdo. Hazlo lentamente para no perder el equilibrio y, mientras elevas el pie, respira profundamente llevando las palmas unidas hacia el pecho en forma de oración. Dobla un poco los codos, y piensa en la serenidad y la fortaleza de los árboles mientras mantienes la posición. Respira lentamente, por la nariz. Luego retorna lentamente a la posición original y repite el movimiento con la otra pierna (Ver video).