¿Por qué pertenecer a una asociación de padres de alumnos?

Asociaciones de padres de alumnos

Al iniciar el ciclo lectivo de nuestros hijos, es muy común que nos pregunten la opción de formar parte de la asociación de padres y madres de alumnos. No obstante, este trabajo voluntario muchas veces no es de nuestro agrado y rehusamos la posibilidad de acceder a una posibilidad que, sin embargo, puede ser gratificante tanto para los niños como para los padres. Analicemos las razones de pertenecer a una asociación de este tipo.

Funciones de las asociaciones de padres de alumnos

Este tipo de organizaciones no se crean únicamente con el objetivo de representar a los niños a través de voces adultas, sino también de implicarse en la gestión de las escuelas, así como sus formas de enseñanza. Entre las finalidades más comunes de las asociaciones de padres de alumnos encontramos la organización de salidas y viajes extraescolares para fomentar la convivencia, resolución de incidencias profesores-estudiantes, apoyo al profesor en su fin educativo, etc.

La libertad es otro de los fundamentos de estas asociaciones, siendo totalmente opcional la afiliación a las mismas, previo pago de una pequeña cuota anual. Vemos por tanto que estos grupos de padres y madres no se limitan únicamente a servir de nexo entre alumnado y profesor, sino que cuentan con muchos más objetivos.

Motivos para pertenecer a una organización de padres

Pero, ¿por qué pertenecer a una de estas asociaciones? ¿Qué ganamos personal y socialmente? Primeramente, siendo miembro es mucho más fácil que el profesor escuche nuestras quejas o sugerencias que si no se forma parte de la asociación, sin contar que es más factible cambiar cosas desde dentro de ella que desde fuera (la unión hace la fuerza).

Además de esto, la mayoría de los grupos organizan distintas actividades sociales en las que interactuar con otros padres, madres y niños, como por ejemplo barbacoas o viajes extraescolares, cosa que posibilita la integración de personas con dificultades sociales. También es corriente programar actividades de formación y de ocio gratuitas o a muy bajo costo de la que todos los miembros se pueden beneficiar.

¿Cuánto implicarnos en la asociación?

Ya convencidos de los beneficios que se obtienen formando parte de estos grupos, llega el interrogante de en qué grado debemos de implicarnos. Lo normal es que se cuente con distintas cuotas de abono (desde la más básica hasta otra más cara que incluya, por ejemplo, actividades de formación), sin dejar de lado la implicación personal de cada miembro en las actividades de la asociación.

Y es que mientras más ganas muestren los padres en mejorar el grupo día a día, más posibilidades de que lleguen a ser propuestos como miembros de la junta directiva. De nuestra decisión personal depende el grado de implicación que queramos mostrar a la hora de formar parte de una de estas asociaciones de padres de alumnos.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Por qué pertenecer a una asociación de padres de alumnos?, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social