Ahorro en comida y en salud

¿Por qué comer sano nos hace ahorrar?

Una de las maneras que tenemos en casa de evitar gastar de más, es mediante la comida. Su compra a conciencia evita el despilfarro, ayuda a planificar una mejor conservación, y además, nos ayuda a cuidar de la salud y mantener un bajo peso, adquiriendo comestibles frescos, de estación y locales.

Una mejor alimentación equivale a una mejor salud. Comer saludable, con menos químicos, conservantes, grasas, sal y demás, permite una mejor irrigación sanguínea, oxigenación y nutrición a cada una de las células de tu cuerpo. Esto, a su vez, equivale a menos necesidad de consumir suplementos (como los vitamínicos para renovar nuestras energías por la mañana), y a menor potencial de desarrollo de enfermedades.

Si te enfermas menos, será menor el gasto en visitas médicas y también en medicamentos de todo tipo. También, asistes más al trabajo y tienes mejor concentración, lo que se traduce en productividad y, eventualmente, en ingresos y rendimiento.

Cómo ahorrar en las bebidas

Olvídate de las costosas bebidas alcohólicas y los refrescos, prefiere beber agua. Muchos consumen la embotellada para evitar la del grifo, pero con una mínima inversión podrás instalar un filtro para la cocina, y así beber agua pero de la más alta calidad y con la mejor salud.

En lugar de comprar tu café de media mañana en la cafetería del edificio, prefiere llevarlo de casa. Usa termos o botellas aislantes de tamaño adecuado, y prepara tu bebida favorita antes de salir hacia la oficina (y lo mismo puedes hacer con tus comidas). No tendrás que conformarte con un insípido café de máquina, sino que podrás llevar todo tipo de bebidas, desde saludables batidos hasta deliciosa agua con limón para los días más calurosos, ¡y sin gastos extra!

Tips para ahorrar en la comida

Lo primero es comprar eficientemente. Para ello, planifica tu menú semanal en el fin de semana, de modo de anticiparte a la preparación de todo tipo de comidas. Anota todo lo necesario y compra sólo lo que vayas a utilizar, pues si compras de más te arriesgarías a que se eche a perder y se malgaste.

También cambia a una dieta más saludable y balanceada. El consumo de frutas y vegetales no sólo es más económico que el de carnes y productos procesados, también es mucho mejor para tu organismo, más rápido y fácil de preparar, y en un sinfín de opciones de sabor, combinaciones y hasta temperaturas de servicio. Una buena opción es adquirir bolsas de vegetales congelados, pues tendrás más cantidad por un precio más económico, podrás dividir las porciones a usar, y se conservarán en excelente estado por más tiempo.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Gracias por leer ¿Por qué comer sano nos hace ahorrar?, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social