¿Por qué Cambian de Color los Hematomas?

¿Sabes por qué cambia el color de los hematomas con el paso del tiempo? Descúbrelo, y también algunos consejos para su alivio más rápido.

Los cambios de color de los hematomas. Por qué cambia el color de los moretones? Cambios de coloración de los hematomas

¿Por qué Cambian de Color los Hematomas?

El Color de los Hematomas

¿Alguna vez te preguntaste por qué cambian de color los hematomas con el paso de los días? Siempre es el mismo patrón de coloración, y no sucede sólo porque sí: hay toda una razón que deberías conocer, para comprender mejor el lenguaje de tu cuerpo y sus respuestas ante agresiones, golpes y lesiones.

¿Qué es un hematoma?

También conocidos como “equimosis”, “cardenal”, “magullones”, “moretones”, “morados”, “fresones” y muchos otros nombres coloquiales, los hematomas son zonas de decoloración de la piel o marcas visibles producidas por la ruptura de pequeños vasos sanguíneos, que filtran su contenido (la sangre) por dentro del tejido blando ubicado por debajo de la piel.

De acuerdo con el National Institutes of Health, hay tres tipos de hematomas: el subcutáneo (ubicado debajo de la piel), el intramuscular (ubicado en un músculo), y el periostio (ubicado en el hueso). Aparecen por golpes, lesiones o enfermedades que rompen los vasos sanguíneos, y su aparición sin una lesión evidente es motivo de consulta inmediata al profesional de la salud.

Los cambios de color de los hematomas. Por qué cambia el color de los moretones? Cambios de coloración de los hematomas
El color de los hematomas comienza siendo rojizo, pasa a ser violáceo, luego verdoso y por último amarillo.

© Depositphotos.com/payphoto

"El color de los hematomas sigue un patrón habitual en la enorme mayoría de las condiciones. Préstale atención para prevenir males mayores."

Los cambios de color de los hematomas

Estos signos de sangrado y lesión pueden durar algunos días, o hasta diez meses, en particular los internos y en los huesos. Pueden o no ser dolorosos, y cuando se presentan en la piel por golpes suelen acompañarse de inflamación.

El color de los hematomas sigue un patrón habitual en la enorme mayoría de las condiciones:

  • Rosado: Comienza de este tono, con un enrojecimiento leve en la piel conforme comienza a acumularse la sangre en los tejidos subcutáneos
  • De rojo a azulado: Posteriormente, el hematoma puede tomar un color rojo que rápidamente se torna azulado o violáceo (dependiendo del tono de la piel), debido a que los glóbulos rojos acumulados se van rompiendo y comienzan a liberar hemoglobina, agrupando la sangre en conjunto
  • Verdoso: En cuestión de uno o dos días, se tornará verdoso debido a que la hemoglobina liberada se irá convirtiendo en biliverdina, un pigmento de color azulino que se entremezcla con el tono del cutis
  • Amarillento: Por último, la marca tomará este color cuando la biliverdina se convierte en bilirrubina, para finalmente ser absorbida y trasladada hacia el intestino por los sistemas normales de nuestro organismo.
El significado del color de los hematomas. conoce por qué los hematomas cambian de color. Qué significan los colores de los hematomas

¿Sabes por qué cambian de color los hematomas?. Esto se produce por reacciones químicas de la sangre.

© Depositphotos.com/kopitin

"Los hematomas aparecen por golpes, lesiones o enfermedades que rompen los vasos sanguíneos, y su aparición sin una lesión evidente es motivo de consulta urgente al médico."

¿Cómo actuar ante un hematoma?

Si desconoces la causa, especialmente si sufres de enfermedades, condiciones de la sangre o estás siguiendo un tratamiento farmacológico, consulta de inmediato al médico para descartar condiciones que amenacen tu vida y tu bienestar. En cambio, si tuviste un golpe o una lesión, cuando aparezca el hematoma libera la zona de presiones (ropa, calcetines, lo que sea) y aplica hielo en una bolsa de tela, o un pack de frío medicinal (es decir, no apliques el hielo directamente sobre la piel para no quemarte).

Mantén la lesión elevada (por encima del nivel de tu corazón), haz suficiente reposo, y no tomes medicamentos como analgésicos o antiinflamatorios, que podrían afectar el funcionamiento de tus sistemas de curación normales (en especial, no tomes diluyentes de la sangre).

Si hay demasiado dolor o inflamación, consume sólo paracetamol, con una regularidad no menor a 8 horas, y consulta a tu médico si el problema persiste, o si el color de los hematomas no varía durante más de 3 días.