Cómo planchar una camisa

Planchar camisas

Si eres de los que no planchan la camisa por miedo a que se arruinen con un mal planchado, sigue las siguientes indicaciones básicas y podrás cumplir la tarea sin problemas.

Consejos para el planchado de camisas

Primero algunos truquitos:

  • Si la camisa está muy arrugada, ayúdate con el vaporizador, pero sin exagerar, es útil que esté algo húmeda, pero no mojada.
  • No la planches si aún está mojada, quedara con feo olor.
  • Mientras estés planchando una parte, cuida que la otra cuelgue por el costado de la tabla, para evitar que se arrugue lo ya planchado.
  • Cuando termines, cuélgala de una percha y coloca el primer botón en su ojal, así evitarás que se deforme el cuello.

Pasos para planchar una camisa

Lo importante en todo esto es el orden del planchado:

Cuello y puños: Primeramente debemos planchar el cuello, de ambos lados, y luego pasar a los puños. Estos se planchan abiertos, del derecho y del revés. El cuello y puño los podemos planchar protegiéndolos con un trapo para evitar brillos.

Mangas: Ahora, pasamos a las mangas, las estiramos bien, tirando del puño para que se marquen bien las tablitas y planchamos de los dos lados. Si es necesario, hay que tirar de la costura para que no se hagan arrugas.

Delantera y espalda: Para finalizar, la delantera y la espalda, acomodando bien sobre la tabla para que queden sin una sola arruga.

Gracias por leer Cómo planchar una camisa, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
13 valoraciones.
El 85% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social