Cómo Pintar una Puerta de Chapa

Pintar una puerta, ventana o portón de chapa, es una tarea sencilla. Lo más importante es preparar muy bien la superficie antes de darle el toque final.

Cómo Pintar una Puerta de Chapa

Pasos para Pintar una Puerta de Chapa

Para lograr óptimos resultados a la hora de pintar una puerta de chapa, debemos tener en cuenta ciertas pautas. De esta forma lograremos que el acabado sea perfecto y que la pintura nos dure en condiciones por mayor tiempo.

Para hacerlo correctamente, primero debemos preparar la superficie que vamos a pintar.

Preparando la puerta a pintar

Limpiaremos muy bien con un trapo humedecido en una mezcla de agua con detergente. Si estuviera muy sucia y contamos con la presencia de hongos, deberemos humedecer el trapo en una mezcla de agua y lejía. Si en la superficie de la puerta hubiera manchas de grasa, lo mejor para eliminarlas es el aguarrás.

Pasos para pintar una puerta de chapa. Cómo limpiar y pintar una puerta de chapa.
Al momento de pintar la puerta de chapa, lo podemos hacer con pincel o rodillo

© Depositphotos.com/simply

"Si en la superficie de la puerta hubiera manchas de grasa, lo mejor para eliminarlas es el aguarrás."

Ya limpia y aclarada la puerta de chapa, debemos lijarla con una lija fina, y si esta muy maltratada, quizás sea necesario pasar primero un cepillo de alambre. Luego, aplicaremos una mano con cuidado, por toda la puerta, para comprobar si tiene alguna abolladura. Si es así, deberemos rellenarla con un poco de masilla y lijar suavemente, para emparejar y dar un acabado bien liso.

Por último, se retira el polvo que ha quedado luego de lijar y la puerta está lista para ser pintada.

Pintando la puerta de chapa

Si hay partes con óxido, pintaremos primero con convertidor de óxido. Algunas personas eligen uno de un color que les agrade y pintan directamente con esta pintura y no con esmalte. Eso queda a elección de cada uno.

"Nunca debemos pintar la puerta cuando la chapa está caliente, siempre debe estar fría."

Nunca hay que pintar con la chapa caliente, siempre debe estar fría y no se debe exponer al sol, ya sea mientras la pintamos o al esperar que se seque. Apurar el proceso no ayudará a un buen resultado final.

Al momento de pintar la puerta de chapa, lo podemos hacer con pincel o rodillo, este último es ideal en el caso de puertas totalmente lisas. Es conveniente darle como mínimo dos capas de pintura, y dejar secar muy bien entre capa y capa.