Cómo Pintar Piedras y Simular Cactus

Cómo hacer Cactus Eternos

Los cactus son geniales para quienes olvidan regar sus plantas a menudo, pero pintar piedras simulando cactus será, de ahora en adelante, un proyecto genial para ambientar espacios con tus especies “verdes” preferidas.

Es que no solo no necesitarás recordar poneros al sol, entrarlos cuando haga frío o haya tormenta, ni siquiera regarlos, ¡porque no son plantas de verdad!. Prepara tus elementos y haz estos simpáticos cactus para decorar cualquier rincón de tu casa, la ventana, el balcón o donde quieras, ¡haya el clima que haya en la ciudad!

¿Cactus dibujados? De qué se trata este proyecto

Para extenderles una mano a quienes olvidan regar sus plantas, tienen mascotas destrozonas o no poseen ni un rinconcito de sol para tener plantas vivas, este proyecto será una verdadera solución. Se trata de cactus pintados sobre piedras de río, o cualquier piedra de aspecto liso y redondeado que encuentres dando un paseo. ¡También podrás modelar masillas perdurables, para hacerlos con las formas que quieras!

Ideas para decorar con piedras pintadas. Cactus pintados en piedras de rio. Decorar el jardín con cactus dibujados en piedras.

© Depositphotos.com/amarosy

Imagen 1. Modela masillas con formas especiales y píntalas con esta misma técnica, para dibujar cactus mucho más realistas o llamativos.

Lo genial de esta idea, además de que al fin podrás tener una planta que no se marchite en cuestión de días, es que puedes usar piedras de distintos tamaños, complementar tu jardín con un cantero artificial de piedras pintadas, o hacer simpáticas decoraciones y hasta centros de mesa con pequeños “cactus” de distintos colores, formas y tamaños reducidos.

¿Qué materiales necesitas?

Para cada cactus pintado necesitas una piedra erosionada, de la forma y tamaño que quieras. Otra opción es modelar masillas y secar a la perfección, incluso dibujarle texturas.

También necesitarás pinceles de distintos tamaños - al menos uno plano para pintar la base, uno fino para pintar los detalles (o usa rotuladores si no tienes buen pulso, o adhesivo universal y espinas falsas) y, si tienes algo de experiencia en la técnica, también uno angular para hacer luces, sombras y flotados que den volumen a tus creaciones.

Finalmente, consigue pinturas de distintos colores, incluyendo verde, blanco, negro (para hacer detalles y también para aclarar u oscurecer el verde de la base), y otros tonos para detalles y flores.

Si vas a pintar piedras simulando cactus para el interior, usa pintura acrílica decorativa, y si es para exterior, lo mejor será el esmalte sintético, que resistirá las lluvias y el roce del viento. Claro que también puedes pintar con acrílicos, dejar secar muy bien, y luego rociar con barniz en aerosol incoloro.

Cómo dibujar los cactus en las piedras

Lava las piedras con jabón para la vajilla, frotándolas con un cepillo o esponja para quitar toda la suciedad. Deja secar al sol, si puedes, o al aire para que estén perfectamente secas y limpias.

Prepara la pintura que vayas a usar, comenzando por el verde. Sujeta la piedra por la base, con los dedos o con una pinza (puedes usar una morsa o un clip triangular de papeles para que quede vertical) y pinta una capa pareja del verde base. Deja secar y verifica si necesitas aplicar otra capa, dependiendo del color y de la porosidad de la piedra.

Ya seca, comienza a dar los detalles usando un pincel fino, rotuladores, u otras herramientas que te sean cómodas, como un mondadientes. Si buscas un efecto sensacional, adhiere penachos y espinas reales o plásticas, en grupos, según la especie que busques imitar. Sino, dibuja las pequeñas espinas haciendo asteriscos y abanicos blancos, simples cruces o flotados para emular los cactus con formas singulares. Otra idea es crear flores, y hasta hacer una cara feliz si quieres pintar cactus que no intenten ser realistas. En esta pagina de Pinterest encontrarás muchas ideas y ejemplos de cómo quedarán.

Finalmente, deja secar a la perfección y rocía con una capa de barniz en aerosol, cuidando de no poner demasiado. Si vas a colocar las piedras en el exterior, es mejor aplicar dos o tres capas delgadas de barniz, de modo que no goteen pero protejan muy bien la pintura. Sólo resta acomodar en tiestos estos cactus dibujados en piedras, en cuencos, o donde sea que quieras dar este detalle especial.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Pintar Piedras y Simular Cactus, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social