Pasos para crear un futbolín casero

En un día de lluvia y en pocas horas, puedes crear junto a los niños un futbolín casero para que se diviertan a toda hora del día.

Cómo hacer un futbolín

Pasos para crear un futbolín casero

Un día nublado y con lluvia, quizás un día de nieve con viento, o sólo porque sí: los niños dentro de casa, un poco cansados de sus juguetes de siempre (y aún falta para la llegada de cumpleaños y Navidades), y el temido “Mamá, me aburro” no se demora en llegar.

Pero tenemos una idea genial para proponerte. Haz una simple y muy divertida mesa de futbolín (futbolito, fooseball, metegol) usando elementos que tienes en casa, y con un paso a paso muy fácil y claramente explicado. ¡Manos a la obra!

Elementos necesarios

Para hacer este futbolín fácil necesitarás:

  • Broches de los que usas para colgar la ropa, de madera, de plástico, los que tengas: todos iguales en tamaño y forma, y en dos colores si los tienes (de cualquier modo los pintaremos)
  • Palos para montar a los “jugadores”: pueden ser palos de brochetas de madera u otros que tengas en casa
  • Una caja que sea, al menos, 8 centímetros más angosta en su ancho que los palos que vayas a usar. Si no tienes palos lo suficientemente largos, puedes unirlos superponiéndolos a diferentes altos para engrosarlos y alargarlos, sujetándolos después con cinta adhesiva.
  • Pegamento o pistola de silicona caliente
  • Perforadora de cartones
  • Pinturas acrílicas o acuarelas (o las que sean adecuadas, según los materiales)
  • Trincheta (cúter, cuchillo de cortar) para crear las metas
Pasos para crear un futbolín casero
Un día nublado y con lluvia será entretenido junto a los niños si crean un futbolín casero

"Con esta idea puedes hacer una simple y muy divertida mesa de futbolín (futbolito, fooseball, metegol)."

Cómo hacer el futbolín

Comienza por preparar los palitos, para que tengan 8 a 10 centímetros más de largo que el ancho de la caja. Necesitarás un número par de palitos, para ambos equipos, y en la cantidad que tu caja así lo permita. Pinta la mitad de los palitos de un color, y la otra mitad del segundo color. Aprovecha para pintar también los broches de la ropa, calculando la cantidad de “jugadores” posibles de colocar en el "campo de juego".

Marca los arcos (las metas) a cada lado de la caja, tan grande como quieras, y corta la caja. Mide y marca el sitio a perforar, en los lados, para poder insertar los palos de lado a lado. Inserta los palitos, dejando que sobresalgan hacia cada sector intercalados: el palito 1, 3 y 5, por ejemplo, sobresalen hacia la derecha, y los palitos 2, 4 y 6 salen hacia la izquierda, para que cada niño pueda usarlos adecuadamente.

"Para montar a los “jugadores' puedes usar palos de brochetas de madera u otros que tengas en casa, mientras que los broches serán los 'jugadores'."

Ya con los palitos puestos en su sitio, adhiere los jugadores, separándolos por unos 6 centímetros entre sí. Por ejemplo: para una caja de 20 centímetros de ancho, los palitos tendrán 30 centímetros de largo (sobresalen 10 cm por fuera de la caja), y dentro habrá 3 jugadores separados a unos 6 centímetros entre sí, sin pegarlos a los lados. Sólo resta dejar secar el adhesivo y usar una pelotita de ping pong u otra que tengas en casa, y jugar entre todos con este futbolín fácil y hecho en pocos minutos, reutilizando lo que tienes en casa.