Paso a paso, cómo recuperar viejos muebles y reacondicionarlos

Esos viejos muebles que se acumulan en el garage o ático, necesitan una segunda oportunidad. Aprende a reacondicionarlos en pasos sencillos, para venderlos o redecorar tu hogar.

Paso a paso, cómo recuperar viejos muebles y reacondicionarlos, ya sea para venderlos o reutilizarlos en nuestro hogar.

Pasos básicos para recuperar muebles viejos

¿Tienes una pieza de mobiliario guardada en el ático desde tiempos casi inmemoriales? Es el momento excelente para reacondicionarla, dándole nueva vida y complementando tu hogar sin gastar más que algunas pocas monedas, dedicando y aportándole tu tiempo y toda tu creatividad.

No importa si se trata del mueble de los bisabuelos, o de una mesa de melanina que pasó de moda y quedó guardada en el ático o en el sótano: todas las piezas de mobiliario pueden ser restauradas y reacondicionadas para su nuevo uso. Ello no sólo nos permitirá complementar la decoración y la funcionalidad de nuestro hogar en todas sus estancias, sino que además nos permite mejorar su precio de venta en ventas de garaje o en tiendas especializadas.

Primer paso: limpiar el mueble

El primer paso es limpiarlo en profundidad, para analizar su estructura y las tareas necesarias para su reacondicionamiento. En lo posible, trabajaremos en una habitación de trabajo ventilada, como un garaje, un taller, o simplemente en el jardín, al aire libre. Con un paño apenas húmedo, iremos pasando una y otra vez por toda su estructura, sin olvidar sus recovecos.

Paso a paso, cómo recuperar viejos muebles y reacondicionarlos, ya sea para venderlos o reutilizarlos en nuestro hogar.
Para quitar el óxido de las piezas metálicas, repásalas con un trapo de acero. Analiza si es necesario lijarlas o decaparlas.

"El primer paso es limpiarlo en profundidad, para analizar su estructura y las tareas necesarias para su reacondicionamiento."

Segundo paso: desarmar y quitar óxido

Con la ayuda de tenazas, pinzas y otras herramientas, desarma la pieza para acondicionar todos sus sectores.

Para quitar el óxido de las piezas metálicas, repásalas con un trapo de acero. Analiza si es necesario lijarlas o decaparlas, y luego, aplica convertidor de óxido del color más adecuado, para darles una adecuada protección. Las maderas, en cambio, deben ser lijadas para crear una superficie lisa y pareja, para luego ser pintadas y/o barnizadas, o decoradas de la manera que consideres más apropiadas.

En cualquier caso, puedes tomar una fotografía del mueble armado, apenas lo hayas limpiado, para que el futuro comprador tenga una clara idea de sus dimensiones y formas.

Tercer paso: recuperar cada parte y pintar

El siguiente paso será dividirlo y acondicionar cada una de sus partes, para venderlo en ese estado, permitiendo a su comprador la posibilidad de pintarlo a su gusto. Una buena manera de ganar dinero extra es ofrecerte para la tarea de pintura por tu cuenta, según los deseos del comprador del mueble. Así, entregarás al comprador una pieza de mobiliario según sus gustos, y ganarás mucho más dinero que habiéndola vendido en su estado original.

Si vas a acondicionar la pieza para tu propio uso, te recomendamos aplicar barnices un tono más oscuro que el original de la madera, para darle un lustre ideal que seguramente podrás combinar fácilmente con los elementos de tu hogar, sin gastar dinero de más. Aplica la pintura o los barnices con brochas suaves y de buena calidad, para dar sólo una mano y tener la mejor cobertura de la pieza usando menos cantidad de material.