Cómo organizar una mudanza

Todo lo que necesitas saber sobre las mudanzas

Por apuros, por deseos, porque te entregaron tu vivienda propia o porque venció el alquiler, las mudanzas son una de esas situaciones inevitables de nuestra condición humana. Pueden ser un verdadero trastorno o algo placentero y organizado, dependiendo de cómo te des a la tarea.

Los preparativos son indispensables para una mudanza ordenada. Comienza cuanto antes a conseguir cajas y contenedores. Puedes pedirlas en el mercado de tu barrio o en tiendas especializadas, manteniéndolas desplegadas para conservar el orden antes de su uso. Consigue también dos rollos de cinta de embalar (la cinta adhesiva gruesa) y un rotulador bien visible, para señalar todo lo que haya en cada caja.

También necesitarás papel para envolver los frágiles, como los que contienen burbujas, o bien recubrir los elementos con papel periódico. En cualquier caso, recuerda conseguirlo en buena cantidad y con anticipación. Así, el día de la mudanza será una brisa y no un tormento.

Pasos previos antes de mudarte

Comienza el embalaje de a poco. Si tienes estipulado mudarte a fin de mes, comienza 20 días antes envolver y embalar la ropa de fuera de estación, los elementos que no sean indispensables y demás. Aprovecha todas las cajas, diferenciándolas según su contenido para conservar el orden, y ve acumulando las que estén listas para trasladar en una habitación de poco uso, en el pórtico o en la cochera, donde puedas, para no tenerlas tan a la vista.

Aprovecha también para ir embalado de a poco los adornos, cuadros y decoraciones, que son las de menor tamaño y mayor problema. En conjunto con la vajilla y la cristalería, estos elementos son los más propensos a romperse, por lo que debes asegurarte de envolverlos con mucho cuidado. Ve avanzando con el embalaje hasta dejar sólo lo imprescindible a mano, que será guardado y trasladado el último día.

Preguntas útiles al hacer una mudanza

Para definir la mudanza, hay una guía de preguntas útiles que te facilitarán la vida. Una de ellas es el momento del traslado. Dependerá del fin del alquiler actual o de la fecha de entrega de la residencia, teniendo en cuenta si debes pintar o hacer reparaciones en la vivienda que dejas.

Prepara la mudanza para el final de la semana, de modo de no incumplir con tu trabajo y de tener tiempo suficiente para desembalar e ir armando todo en la nueva casa, primero lo imprescindible, y con el tiempo lo demás. Recuerda que, si debes hacer arreglos en la casa que abandonas, estos deben estar listos al momento de entregar las llaves, es decir, debes comenzar la mudanza antes de esa fecha.

Otra pregunta se refiere a las posibilidades de transporte. Puedes contratar el servicio de una empresa de mudanzas o encararla tú mismo contratando un flete, un camión que puedas conducir, o bien utilizando tu propio vehículo si fuera posible. La primera opción es la más expedita, aunque también la más costosa. Una vez tomada la decisión, analiza con tiempo las ofertas del mercado para elegir la mejor empresa de mudanzas y la que mejor convenga a tu presupuesto.

No olvides despojarte de las basuras de modo responsable, colocando los reciclables en pilas para ser recolectados por las empresas dedicadas, y embolsando todo lo demás. Una buena idea es dejar los residuos, siempre bien preparados, en la casa que se deja, para que la nueva tenga lo mínimo indispensable.

Antes de salir definitivamente de la vieja casa vuelve a recorrerla en profundidad, abriendo cada cajón y mueble, observando el patio, la cochera y demás, asegurándote de no haber olvidado nada.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo organizar una mudanza, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 40% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social