Cómo organizar una mudanza con una compañía de transporte

Consejos para sobrevivir a una mudanza

Para muchos de nosotros, una mudanza es un proceso estresante y desalentador, particularmente si es la primera vez. En este artículo veremos algunos consejos para que todo el proceso sea lo más llevadero posible, aunque en gran parte dependerá de cómo te organices.

La clave del éxito para una "mudanza feliz" es planear con anticipación. Ello te dará tiempo y te ayudará a resolver cualquier problema que vaya apareciendo. Si has elegido hacer la mudanza por ti mismo, empieza lo antes posible. Diversas compañías de mudanzas comentan que los casos más difíciles son aquellos de personas que empezaron por ellos mismos pero que a última hora contrataron los servicios.

Cómo pedir presupuestos a las empresas de mudanzas

Trata de obtener presupuestos con al menos 3 o 4 semanas de antelación. Asegúrate las condiciones de cada servicio, y a la hora de compararlos, ten cada aspecto en cuenta. Puedes acudir a las típicas compañías según tu área, o buscando en Google "mudanzas Madrid", por ejemplo, para encontrar varias opciones.

Una buena idea espedir presupuestos de mudanzas online, sin llamadas, por medio de sitios que funcionan de intermediario entre el cliente y los transportistas. Sólo debes publicar tus necesidades y recibirás presupuestos gratis de las empresas, para que luego tú evalúes cuál te conviene.

Confirma la elección de la compañía de mudanzas

Cuando te decidas definitivamente por una empresa de mudanzas infórmales lo antes posible. Con ello te aseguras de que te reserven el día y la hora que más te convenga para hacer tu mudanza. Confirmarles que has escogido sus servicios te ahorrará disgustos de última hora en casos en que no tengan huecos para hacerte el traslado.

Cuando la fecha esté confirmada, en el contrato te garantizarán que la empresa estará en tu casa la fecha señalada.

Luego de haber escogido, mantén al corriente a tu empresa de mudanzas de cualquier cambio que surja en tus planes. Ambas partes ganarán si reciben este tipo de avisos con antelación.

Empaqueta con antelación

Una mudanza puede hacer que tus más antiguos recuerdos salgan de nuevo a la luz y te tires horas leyéndolos, observándolos u ordenándolos de otra manera. Por ello, empieza a embalar con dos semanas de antelación aquellas cosas que no sean esenciales para el día a día. Te dará tiempo a disfrutar de esos recuerdos y a no estresarte durante la mudanza. Aún así no te olvides tu objetivo; el de empaquetar toda la casa.

Etiqueta y agenda: Cierra bien las cajas, márcalas con un nombre y anótalas en una agenda. Comparte la lista con la compañía de mudanzas, así te evitas cualquier posibilidad de tener que estar reclamando o haciendo investigaciones si algo falta. Y cuando todo llegue a destino, lo primero será revisar que todo esté completo con el conductor o el encargado que lleve tu mudanza.

El traslado de documentos importantes en una mudanza

Es recomendable que los documentos importantes los traslades tú mismo. Por ejemplo, pasaportes, el libro de familia, cartas del banco, el carnet de conducir, visas, certificados de nacimiento, etc. Y también, si tienes un portátil, sería una sabia elección que lo lleves contigo.

Por otro lado, si trabajas con tu ordenador, es importante que hagas copias de seguridad de tus archivos y las transportes por separado, para evitar que las dos se pierdan al mismo tiempo.

Cambios de domicilio en servicios públicos

Avisa a las empresas encargadas de los servicios básicos (luz, agua, gas) que cambiarás de dirección, con al menos una semana y media de antelación. Según el servicio, puedes conseguir que te sigan la cuenta en el nuevo domicilio. En estos casos, asegúrate el último día de tomar notas sobre las métricas.

Si tienes televisión por cable, puedes pedirles que te manden al técnico instalador el primer día en el que entres a tu nuevo hogar, incluso días anteriores.

Estos son sólo algunos consejos básicos que te ayudarán al momento de hacer tu mudanza, o al menos al empezar a pensar sobre el tema. Sin embargo, los imprevistos siempre vendrán. La organización será fundamental para que sucedan los menos posibles.

Por último, en momentos en los que estés saturado durante tu mudanza, piensa que en unas pocas horas más podrás tumbarte en tu sofá, abrir una botella de buen vino y ¡celebrar que ya estás en tu nuevo hogar!

Escrito por Natalia Bueno

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo organizar una mudanza con una compañía de transporte, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social