Como nutrir suelos de manera orgánica

La correcta nutrición de los suelos es uno de los trucos definitivos para lograr todo tipo de cultivos bellos y radiantes. Aprendamos a nutrir los suelos de manera orgánica con estos pasos y técnicas.

Cómo Nutrir la Tierra con Abono Orgánico

¿Qué es la Nutrición de los Suelos?

La nutrición es el enriquecimiento de la tierra (el suelo) con abonos, para un correcto desarrollo tanto de las plantas como de los organismos y microorganismos con los que conviven. Si bien cada especie vegetal tendrá sus propios requisitos y cantidades necesarias de abono, podemos procurar una nutrición que sea adecuada casi para cualquier cultivo.

Tipos de abono para nutrir los suelos. Como nutrir la tierra con abono organico. Tipos de abono orgánico para nutrir las plantas.
Hay muchas maneras de nutrir la tierra de las plantas, y lo mejor es usar abono orgánico.

© Depositphotos.com/sanddebeautheil

El material a incorporar al suelo debe ser material orgánico, preferentemente ya descompuesto, o bien una mezcla de material descompuesto con algo de descomposición rápida. Podemos utilizar hojas verdes y secas, estiércol y deposiciones animales de todo tipo, compost, barros de estanques y otros elementos vegetales, como ramas o astillas, entre otros.

Tipos de nutrición de suelos

Dependiendo del cultivo, podemos proceder a una nutrición de abono animal convencional. Para ello, se remueve la tierra del cultivo (ya sea gran cultivo, maceta, cantero u otras) y se la mezcla con abonos animales, es decir, deposiciones (estiércol, guano y otras). Esto alimenta al suelo, a las plantas y organismos que habitan en él.
Otra técnica es denominada la de abono orgánico compuesto, que es una mezcla de restos vegetales mezclados con estiércol y tierra.

La nutrición de abono verde se refiere a la utilización del mismo cultivo o planta para un abono orgánico. Para ello, se toma una porción o porcentaje del cultivo, se lo corta, y se lo deja en el suelo por unos días. Luego, se remueve la tierra para que estos "recortes" queden enterrados y entremezclados con el suelo. Entre estos, el "lombricompuesto" es muy utilizado. Se trata de una mezcla especial obtenida mediante un proceso de lumbricultura, que puede agregarse a la tierra o disolverse en el agua de riego de las plantas.

Para crear un abono o compuesto casero, podemos valernos de los restos de vegetales de nuestra alimentación y de otros desechos culinarios, como cáscaras de huevo, cáscaras de arroz y otros. Para hacer el compost, debemos utilizar un cajón o recipiente que permita la aireación de estos retos, preferentemente ubicado lejos de la casa para evitar sus malos olores. En este recipiente vamos incorporando los restos y residuos orgánicos, permitiendo que se descompongan por la acción climática. Resulta en un efectivo abono y nutriente para nuestros suelos, saludable y económica.

"La nutrición es el enriquecimiento de la tierra (suelo) con abonos, para un correcto desarrollo tanto de las plantas como de los organismos y microorganismos con los que convive."

'

"Para crear un abono o compuesto casero, podemos valernos de los restos de vegetales de nuestra alimentación y de otros desechos, como cáscaras de huevo arroz y otros."