Negocios que funcionan durante la crisis

Negocios para iniciar en épocas de crisis

Cuando un país se encuentra en situación de crisis económica, son muy pocas las personas que se deciden a dar el paso y emprender un negocio por cuenta propia. No obstante, esta opción resulta interesante si se lleva a cabo de forma correcta, eligiendo para ello negocios en auge que extrañamente funcionan bien en momentos de crisis. Te mostramos cuáles son.

Kioscos, negocios de venta anti-crisis

Un local tipo kiosco, con unas cuantas máquinas expendedoras de cigarros, café, agua, chocolates... e incluso alimentos como barras de pan y leche, son una opción a considerar para hacer frente a la crisis. ¿Sus ventajas? No hay dependientes, abiertas las 24 horas del día y sin necesidad de obtener un local grande ni una inversión considerable. Por el contrario, deben de estar situadas sí o sí en un sitio céntrico y concurrido para atraer varios clientes a lo largo del día.

Gimnasios y centros de estética soportan la crisis

Por muy poco dinero que haya en nuestros bolsillos, seguimos queriendo estar en forma. Es por ello que los gimnasios son un buen negocio para montar en cualquier momento, no solo cuando hay crisis, especialmente en los meses previos al verano, que es cuando más afluencia reciben.

Pese a que la inversión inicial es muy alta (local, máquinas, monitores...), se puede permitir si nos unimos a otros socios o contratamos el personal a media jornada y alquilamos las máquinas.

Un centro de estética también funciona en momentos de crisis y, como busca aumentar el atractivo de las personas, extrañamente parece dispararse en situaciones de recesión económica (posiblemente por sumar puntos de cara a entrevistas de trabajo), y no exige una inversión tan desmesurada como un gimnasio.

Aprovechando la corriente que provocan estos tipos de centros para mejorar el físico, otros negocios menores pueden verse beneficiados de forma colateral, como por ejemplo, tiendas de productos ecológicos o consultas de nutricionistas privados.

Otros negocios para iniciar durante una recesión económica

Una pequeña empresa dedicada al alquiler de vestidos de novia o disfraces es una idea innovadora e incluso prácticamente inexistente en pequeñas ciudades o pueblos. Ofrecer la posibilidad de alquilar por un día un traje de novio o un caro vestido para disfrazarse, que difícilmente se utilizará en otro momento, permite al consumidor un ahorro importante y a la empresa una rentabilidad muy buena (en pocos usos se recupera la inversión de la vestimenta).

Como última idea, cabe comentar los negocios enfocados a clientes con un alto poder adquisitivo. Lo suyo sería ofrecer productos muy determinados y selectos que permitan a este tipo de personas sentirse únicas, puesto que raramente se los pueden permitir otros sujetos más pobres. Los bienes y productos delicatessen han triunfado en varias ocasiones, un ejemplo podría ser una tienda de jamones de gran calidad, complementando la oferta con vinos "premium", aceites y patés de alta gamma, etc.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Negocios que funcionan durante la crisis, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
13 valoraciones.
El 62% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social