Cómo negociar el sueldo

¿Por qué debemos "negociar" el sueldo?

Cuando tenemos que negociar nuestro sueldo, así como cualquier otro aspecto laboral frente a nuestro jefe o entrevistador, es una situación incomoda pero muy necesaria para establecer desde un principio un acuerdo y que ambas partes queden conformes. Por la lucha de intereses que entra en juego, resulta muy común que una de las partes intente durante la negociación quedarse con la mejor porción de la torta.

Preparación para negociar el sueldo

  • Es importante que en la etapa previa al momento de negociar el sueldo nos vayamos planteando el tema, y viendo cuanto desearíamos recibir mensualmente teniendo en cuenta varios factores. Es esta etapa de investigación y reconocimiento, buscaremos delinear bien nuestros objetivos de cara a obtener una buena cifra, que nos deje conformes y no nos haga sentir frustrados, para evitar desde un comienzo las amarguras y que nuestro trabajo se transforme en una carga.
  • Es por eso que la etapa previa de investigación es muy importante, porque delineará los argumentos y nociones que nos permitirán ver hasta cuanto podremos sacar, pero también hay que tener en cuenta que el sueldo no debe ser el único tema de discusión. El horario, las responsabilidades, los beneficios sociales o las posibilidades de promoción son otros factores que determinarán nuestro día a día en la empresa, también importantes y que deben ser tratados con la misma importancia.
  • Entre las variables a tener en cuenta para determinar de cuanto podría ser nuestro sueldo, se encuentran el sector donde trabajaremos, si es estancado o permite expansión, y cuanto se esta pagando en otras empresas por ese mismo trabajo u otros similares; el nivel de la empresa y sus posibilidades económicas; si nuestro perfil es muy solicitado o existe poca oferta profesional; cuales serán nuestras responsabilidades, etc.
  • Todas estas variables nos permitirán sacar una idea previa de cual será nuestro objetivo a lograr al negociar el sueldo, pero ¿qué pasa durante la entrevista y en la negociación misma? Seguramente aparecen cuestiones que no habíamos tenido en cuenta, y allí quizás haya que variar nuestro objetivo inicial para obtener otros beneficios que pueden ser en horarios, vacaciones, etc. De ahí la importancia de tener en cuenta las condiciones laborales y no centrarse solo en la cuestión económica, para prever dichas cuestiones y no estar desorientados a la hora de la negociación frente al empleador.

Pregunta clave al negociar el sueldo. ¿Cuánto queremos cobrar?

  • Pero ya cerrando la entrevista y la negociación, seguramente llegará la pregunta clave, la que no esperamos que nos digan pero que no podremos evitar: la cifra.
  • Si tenemos suerte, la empresa nos dará su oferta primero y entonces a partir de ahí negociaremos de acuerdo a cuan semejante es con respecto a nuestro objetivo, pero de lo contrario nos pedirán que digamos un número estimado de lo que pretendemos cobrar... situación incomoda si las hay.
  • En este caso lo mejor siempre es evitar responder y no dar la cifra, algunas estrategias será evitar la respuesta con argumentos como que no tenemos información suficiente sobre el puesto o las responsabilidades del cargo, y que en cualquier caso estamos dispuestos a negociar, o que estamos más interesados en el trabajo que en el tamaño de la oferta.
  • Si la insistencia continúa y no logramos sacar la cifra de la boca del entrevistador, no debemos renunciar a nuestra posición y responder que estudiaremos cualquier oferta razonable. Aquí ya es muy probable que hayamos logrado escuchar la cifra pensada por la empresa, pero para el caso de que esto no ocurra se puede alegar a una última carta que diga: "Usted conoce mucho mejor mi valor aquí que yo mismo", logrando de esta manera con educación la obligación de que respondan con un número. Pero como nunca falta aquel empleador terco cuya insistencia ahora si se vuelva realmente molesta e incómoda, lo mejor será dar una franja salarial abierta, aunque no demasiado amplia, y explicar que los sueldos de mercado para el puesto se mueven en esa franja, pero que estamos dispuestos a negociar y a considerar otros factores además del económico.

Negociación final de la entrevista

Ya una vez lanzado el famoso numerito, restará entrar a negociar desde todos los ámbitos para lograr lo mejor posible acceder tanto al sueldo deseable como a las mejores condiciones de trabajo. No debemos olvidar que en todo momento la entrevista debe plantearse con respeto, sin exacerbaciones, tratando de mantener la calma y madurez, a pesar de que esto sean consejos de palabras fáciles y práctica difícil, es lo que nos permitirá llegar a buen puerto en esta negociación.

Gracias por leer Cómo negociar el sueldo, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
40 valoraciones.
El 93% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social