Cómo Montar un Gimnasio

Consejos para Montar un Gimnasio

Los que deciden montar un gimnasio saben que la gente cada vez tiene más interés por verse bien, ya sea delgado o musculoso, por lo cuál es una opción bastante acertada en la actualidad. Pero no todo es color de rosas en el camino de los negocios, ya que debemos recordar que la competencia y la fidelización de los clientes son aspectos clave.

Millones de personas acuden a un gimnasio o club deportivo cada día en todo el mundo. El fitness ha dejado de ser algo que se encarga solamente del ejercicio, sino que se trata de un concepto nuevo, relacionado también al bienestar, a la alimentación y al estilo de vida. Por ello, antes de abrir un gimnasio debes preguntarte qué es lo que necesitas para conseguir el éxito.

Guía para montar un gimnasio. Tips para abrir un gimnasio exitoso. Es una buena inversión abrir un gimnasio?
Imagen 1. Para crear un gimnasio exitoso se requiere de clientes fieles, que asistan todo el año.

Tips para abrir un gimnasio

La cantidad de deportistas o personas que hagan ejercicio indoor se incrementa, ya que son cada vez más conocidos los efectos nocivos del sedentarismo y de pasar muchas horas sentados frente al ordenador. Al margen de que en algunos momentos del año hay más motivación (como cuando empiezan los días de primavera o las vacaciones), para crear un gimnasio exitoso se requiere de clientes fieles, es decir, que asistan todo el año.

¿Cómo se logra esto?. Ofreciendo más que una instalación deportiva donde hacer cinta o bicicleta fija, levantar pesas o acudir a una clase de aeróbica. Para montar un gimnasio y que te vaya de maravillas, has de añadir otros servicios que los demás no tienen.

¿Cuáles?. Por ejemplo, atención personalizada, un buen nutricionista que ayude en las dietas, promociones para ir con un amigo y pagar la mitad de precio, membresías anuales para abonar menos (pero asegurarte que asistirán todo el año), más cantidad de opciones de clases de gimnasia y estilos según lo que está de moda, etc.

En cuánto al tamaño del local, un centro de fitness “digno” debe sobrepasar los 200 metros cuadrados. La rentabilidad dependerá de varios factores, como lo que se cobra de cuota, los servicios que se ofrecen y los gastos que origina el negocio. Se trata de una inversión con un retorno no antes de los cuatro años, según las características específicas.

Los centros pequeños de gimnasia ofrecen un beneficio que ronda el 6% anual, pero esto dependerá del momento y de otros parámetros. Al montar un gimnasio debes tener en cuenta este valor, si es más alto, mejor, pero si es más bajo, hay que estar preparado.

Cómo abrir un gimnasio: ubicación y competencia

Al abrir un gimnasio, hay que prestar atención especialmente a dos variables: la ubicación y los competidores directos.

Para poder triunfar en este negocio, es fundamental elegir el mejor lugar, para que sea accesible y a la vez, visible. En cuánto a la competencia, haz un análisis de los alrededores, si hay otros sitios similares y de qué manera puedes marcar la diferencia.

Un buen modelo de negocio, rentable y exitoso, es el de las franquicias de gimnasios. Si bien se requiere de una inversión interesante, los beneficios que tiene esta alternativa son superiores. En primer lugar, porque los dueños realizan asesoramiento permanente, y segundo, porque ya empiezas con una marca o cadena conocida, lo que garantiza que más personas decidan empezar a hacer ejercicio allí. En la mayoría de los casos todo es más sencillo, porque te indican dónde y qué comprar para abastecerte de máquinas y materiales, cuánto cobrar, qué ganancias tendrás, etc.

Pensando en los clientes del gimnasio

Antes de abrir un gimnasio, define bien qué tipo de clientes asistirán a tu negocio. ¿Cómo puedes determinarlo? Analizando bien la situación.

Conoce bien el barrio donde vas a montar el gimnasio. No sólo academias o institutos, sino también clubes u otros sitios de ejercitación. Detecta cuáles son las edificaciones cercanas, si hay oficinas para ofrecer servicios después de las 18 horas, si es más bien un barrio de casas con parque (donde mayormente la gente aprovecha para hacer algo de ejercicio), si son más bien edificios, si hay un sector público para hacer deporte (como sendas para bicicletas, circuitos aeróbicos, etc). Por otra parte, es preciso estar siempre “a la última”, ya que de esta manera tendrás más clientes.

Al montar un gimnasio tal vez no tengas el dinero que quisieras disponer, pero la idea es que de a poco te vayas actualizando y modernizando. Debes conocer muy bien cuáles son los aparatos que están más en boga, sobre todo, las tendencias en fitness en Estados Unidos, la meca del deporte y la musculación. Desde un preparador personal a una máquina específica, pasando por la decoración del lugar o las clases, todo esto hará que obtengas mejores resultados.

Y por último, haz un trabajo detallado para poder conseguir y contratar personal para tu gimnasio. Los profesores son muy buena opción, aunque también necesitarás alguien que se especialice en fisicoculturismo, por ejemplo. En algunos se ofrece el servicio de médicos nutricionistas o terapeutas físicos. En todos los casos, debes tener a profesionales cualificados, para dar mayor credibilidad a tu negocio, y a la vez, evitar inconvenientes de todo tipo.

Entonces, para montar un gimnasio no olvides: la ubicación, la inversión, la posibilidad de comprar una franquicia, cómo fidelizar los clientes y de qué manera elegir el personal.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Montar un Gimnasio, te sugerimos que visites nuestra sección Oficinas y locales comerciales.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social