Miedos de los niños en sus diferentes edades

Desde pequeños los niños tienen diferentes miedos, y esto es algo natural que se presenta en todas las etapas. ¿Cómo ayudar a superarlos?

¿A qué le temen los niños?

Los miedos de los niños a sus diferentes edades

Desde siempre ha sido común asustar a los niños con “El hombre de la bolsa” si no se portan bien, aunque en la actualidad los miedos que angustian a los niños no son estos. Quizás antaño también los angustiaban temas como la muerte, la separación de los padres, pero no se hablaba con ellos de forma tan abierta como se hace ahora.

Miedos de los niños en sus diferentes edades
El temor es natural en las personas y es preciso que lo padres nos ocupemos de ellos

El temor es natural en las personas y es preciso que lo padres nos ocupemos de los miedos que tienen los niños cuando los observamos o los manifiestan. Será el momento para enseñarles a enfrentarlos, superarlos y a madurar, siempre adecuando las acciones a la edad del niño y a sus necesidades particulares.

Si bien cada pequeño es diferente, comparten ciertos miedos que se relacionan con su percepción del mundo a medida que crecen.

Los temores a medida que crecen

Al ser tan pequeños es imposible que intelectualicen alguna situación como para temerle. Ni si quiera la oscuridad puede ser un temor a tan temprana edad. Lo que asusta a los niños hasta el año de vida son los ruidos muy fuertes o inesperados, los movimientos bruscos o las personas a las que no vieron nunca antes.

Desde el año hasta los 6, los temores se reflejan en la realidad y generalmente se relacionan con los temas que no pueden comprender completamente, o con algunos temores naturales que nos quedan de instintivos, como puede ser el temor a los animales, a las tormentas o la oscuridad, los temores a los seres fantásticos de los cuentos o filmes, la separación de los padres, etc.

Desde los 6 años, a medida que su desarrollo cognitivo avanza, los miedos a los seres fantásticos desaparecen, pero son reemplazados por miedos a lo que no pueden controlar, como la muerte, las enfermedades o los accidentes.

Los niños más grandes, preadolescentes y adolescentes, reemplazan los miedos anteriores por situaciones más relacionadas con las relaciones sociales, como el miedo al fracaso, al ridículo o a los problemas familiares.

¿Cómo actuar ante el temor de los niños?

Cuando los niños tienen miedo, sin importar la edad, no debemos sobreprotegerlos. Lo que tendremos que hacer es ayudarlos a superarlo evitando en cualquier situación de avergonzarlo o burlarse de su miedo.

El enfrentarse al temor debe ser paulatino y acompañándolo para ayudarlo a no fracasar, propiciando un ambiente tranquilo y cómodo donde pueda entender la realidad de sus temores.

"Si bien cada pequeño es diferente, comparten ciertos miedos que se relacionan con su percepción del mundo a medida que crecen."

'

"Cuando los niños tienen miedo, sin importar la edad, no debemos sobreprotegerlos."