Métodos para Regar las Plantas en Vacaciones

¿Estás por salir de viaje y temes por tus plantas?. Aprende estas técnicas para evitar que se queden sin agua durante tu ausencia.

Métodos para Regar las Plantas en Vacaciones

Tips para que las Plantas no se Queden sin Agua

Si eres de los que no siempre recuerda regar tus macetas, o si estás por salir de viaje y no quieres que tus flores lo sufran, estos métodos para que las plantas siempre tengan agua es justo lo que necesitas. Se trata de simples adaptaciones que puedes implementar en tus tiestos, canteros y también en el suelo, lo que permitirá que tus plantas no sufran al ausentarte por varios días.

Métodos caseros para regar las plantas en vacaciones. Cómo regar las plantas durante un viaje. Métodos para que las plantas se rieguen solas
El gel hidratante es un genial complemento para que las plantas no se queden sin agua, pero recuerda rehidratarlo con cierta regularidad.

© Depositphotos.com/Rawlik

Plantas que se riegan solas

No se trata de especies inteligentes, sino de una técnica bastante simple y efectiva para crear macetas que se riegan solas, por ejemplo, colocando un gran cuenco (una olla, un bidón, lo que sea) por debajo de los tiestos, y llenarlo con agua de modo que la planta pueda absorber el líquido desde la base, aprovechando las perforaciones para el drenaje en un sentido inverso. Sólo debes asegurarte de que el contenedor sea más grande y amplio que la maceta, y poner agua suficiente según el tiempo que vayas a ausentarte.

Para este método debes tener en cuenta que no es útil en todas las especies. Recuerda conocer los requisitos de tu planta, pues algunas no se benefician del suelo constantemente húmedo.

Otro método para que las plantas no se queden sin agua durante las vacaciones es reutilizando botellas plásticas. Recórtalas por la mitad o aproximadamente a ¾ de su altura; voltea la parte superior, y coloca un cordel de algodón de modo que pase por el pico (que ahora está hacia abajo). Coloca algunas piedras para que no se caiga, luego llena con tierra y ubica el plantín o semillas.

Finalmente, toma la otra parte de la botella y llénala con agua, ubica encima la parte superior (que contiene la planta), asegurándote de que el cordel que sobresale del pico esté en contacto con el agua, para que por él la tierra vaya absorbiendo la humedad necesaria.

Otros métodos para regar las plantas en vacaciones

Si se trata de plantas de interior, en general hablamos de macetas pequeñas. Colócalas cerca unas de las otras y, usando algún soporte o una silla, pon un cuenco de agua elevado (más alto que las plantas). Toma un cordel de algodón por cada maceta, y anuda una o dos tuercas en el extremo de cada uno. Ubica los extremos con el peso dentro del cuenco elevado, llénalo de agua, y ahora pon el otro extremo de cada cordel en las macetas, enterrándolo un poco. Así, la tierra absorberá el agua que viaja por el hilo, conforme lo necesite.

Otra opción es usar geles hidratantes. Los encontrarás en cualquier color y forma, sólo debes hidratarlos en la cantidad de agua indicada en el envase, y una vez que estas perlas estén bien grandes, puedes mezclarlas con la tierra o ponerlas por encima, procurando algún tipo de cobertura (por ejemplo, con papel de aluminio) para evitar la evaporación. Este método es ideal para las plantas de exterior en algunos climas.

Cómo hacer que las plantas tengan siempre agua. Técnicas caseras para que las plantas no se queden sin agua. Regar las plantas durante un viaje

Cualquiera sea el método que uses, procura humedecer la tierra cuando lo recuerdes, y especialmente antes de salir de viaje.

© Depositphotos.com/annanahabed

Si se trata de especies que están en el suelo, o de macetas y canteros grandes, una buena solución es usar una botella de plástico. Usando un clavo caliente, haz varias perforaciones pequeñas en los 2/3 inferiores de la botella. Cava la tierra y coloca allí la botella, de manera que la abertura se asome por fuera del suelo. Vuelve a colocar la tierra, presionándola, y llena la botella de agua, para que esta vaya saliendo por las pequeñas perforaciones conforme la tierra lo requiera. Para volver a llenar, sólo quita la tapa y agrega agua, cerrando luego para evitar la evaporación.

Aprovecha estas técnicas para que las plantas se rieguen solas, ¡y disfruta tu viaje sin preocupaciones!

"Ten en cuenta que algunas plantas no se benefician del suelo constantemente húmedo. Conoce los requisitos de cada especie antes de aplicar estos métodos."

'

"Otra opción es usar geles hidratantes. Los encontrarás en cualquier color y forma, sólo debes hidratarlos en la cantidad de agua indicada en el envase."