Tratamiento anti frío para las ventanas

Métodos para combatir el frío en las ventanas

Uno de los mayores gastos en las finanzas del hogar está en la climatización de los ambientes, particularmente en la calefacción. Pero no es necesario invertir una fortuna en tratamientos de dobles marcos ni sistemas de avanzada para que nuestra casa esté siempre cálida y la economía en orden: hay técnicas simples y de bajo presupuesto que puedes implementar para optimizar el uso de recursos en el hogar.

Aprovechar el sol

El sol es una fuente gratuita de luz y calor. Incluso en el invierno, te ayuda a calefaccionar los ambientes. Las aberturas orientadas al este y al oeste son excelentes “calefactores” de los ambientes: coloca cortinas livianas de colores claros para maximizar el aprovechamiento durante las horas diurnas, y luego cúbrelas con una cortina frontal de género más pesado durante la noche. Divide los ambientes para lograr una mejor repartición del calor natural en el hogar, cerrando la puerta de los sitios más cálidos para que la calefacción artificial se distribuya en las zonas que lo necesiten.

Combatir el frío en persianas y postigos

Son dos formas ideales para conservar la temperatura interior sin recurrir a costosos tratamientos. Las persianas y los postigos pueden realizarse en muchos materiales, pueden aislarse entre las capas con fibra de vidrio, fibras naturales, isopor, corcho u otros, y resultan muy simples en su colocación. Incluso puedes fabricarlas en casa a la medida y montarlas con simples bisagras adquiridas por centavos en la ferretería para economizar costos.

Uso de cortinas

Son elementos imprescindibles para prevenir la fuga del calor del interior, y para bloquear el ingreso del frío que se transmite por los cristales de la ventana. Puedes confeccionarlas a medida con diversos géneros, aprovechando las ofertas del mercado local y de acuerdo al estilo decorativo de tu hogar. Procura hacerlas de mayor tamaño que las ventanas, sobrepasando las dimensiones del marco, para elevar su eficiencia térmica. En lo posible, coloca cortinas de doble paño, es decir, una de tela liviana y de color claro más cerca de la ventana, y otra más gruesa y pesada para colocar por el frente; esta última se cierra al caer el sol, duplicando el esfuerzo climático de estos elementos.

Doble vidrio en las ventanas

El doble marco es una estrategia genial para evitar el traspaso de temperaturas. Esta técnica consiste en colocar dos capas de vidrio en las ventanas, entre las que se coloca una placa plástica incolora o se deja una separación que conforma una cámara de aire entre los vidrios. Puedes hacer la técnica en casa, si prefieres, o bien hacer una técnica similar simplemente colocando plástico cristal de buen grosor sobre el marco, sobrepasando las dimensiones del vidrio, ya sea por dentro o por fuera de las hojas de la ventana. Este plástico es muy económico, se monta con cinta adhesiva o con silicona caliente, y puede ser retirado durante el verano. Es una solución simple y de mínimo costo, que te ahorrará una fortuna en calefacción.

Usar burletes

Los “chifletes” son un gran enemigo de la economía doméstica. Evítalos en las ventanas colocando burletes de espuma de goma delgados en torno a la silueta de los marcos y hojas de cada ventana, para lograr un cierre hermético impecable. En el mercado los encontrarás a precios bajísimos, aunque si no los hubiera puedes reemplazar por simples tiras de gomaespuma compradas en una sedería, más económico aún.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Métodos para prevenir el ingreso del frío en las ventanas, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social