Trucos económicos para limpiar la cocina

Limpieza económica de los utensilios de cocina

Hoy en el mercado tenemos una literal batería de elementos de limpieza, fórmulas químicas y compuestos que nos ayudan a dejar cualquier elemento y superficie del hogar en perfecto estado. Podemos conseguirlos a precios económicos, aunque con un gran contratiempo: a la larga suelen ser nocivos con nuestros elementos, debilitándolos y hasta dejándolos propensos a las manchas y marcas.

Por ello, al adquirir limpiadores comerciales siempre debemos asegurarnos de conseguir los de mejor calidad. Pero, claro: mayor calidad equivale a mayor costo de compra, por ende, menos ahorros.

Por fortuna, hay muchos trucos económicos que podemos aplicar para la limpieza doméstica en todas las habitaciones y estancias. Sigamos aprendiendo a realizar la limpieza con elementos naturales y muy económicos.

Limpieza de cristales, cubiertos y vajilla de loza

Claro que podrías limpiarlos en el lavavajillas, dejándolos impecables. Pero si sacas tus cuentas, el uso diario de este artefacto puede ser una gran fuente de gasto de electricidad, agua y jabones comerciales. Por ello, limpia tu cristalería, vajilla y cubertería con una limpieza más natural.

Al retirar la mesa, deposita todos los elementos dentro de un contenedor amplio con agua jabonosa. Déjalos allí en remojo, si quieres puedes sumar la vajilla del desayuno, del almuerzo y de la cena para hacer un lavado económico diario.

Llegado el momento, toma uno a uno los elementos y repásalos con una esponja. Enjuágalos dentro de un contenedor con agua clara caliente (o bajo el grifo, procurando no desperdiciar) y deja escurrir el exceso de agua. A continuación, seca con un paño suave y seco, limpio. Finalmente, repasa los elementos con un trapo embebido en alcohol o en vinagre blanco. Las piezas quedarán limpias, desinfectadas, y con un brillo inigualable, sin desperdiciar. Puedes también repasar con alcohol antes de poner la mesa.

Limpieza económica de ollas y objetos de cocción

En lugar de refregar con polvos de limpieza y paños de acero, haz este truco para limpiar ollas quemadas o con restos de aceites: espolvorea toda la superficie con bicarbonato de sodio, y déjalo actuar entre media a una hora. Luego, repasa con la parte áspera de la esponja o con la esponja de acero, y enjuaga con agua. Lava si fuese necesario. Para manchas y quemaduras puntuales puedes hacer una pasta con bicarbonato de sodio y agua, y aplicar para dejar actuar por igual tiempo.

Uso económico del lavavajillas

Aunque para fomentar el ahorro, en especial de agua y electricidad, solemos aconsejar olvidarnos de los artefactos eléctricos en las tareas hogareñas. El lavavajillas es un elemento que sí puede ser fuente de ahorros, mientras le demos el buen uso. Procura llenarlo siempre a su máxima capacidad, utilizando sólo los productos admitidos por el fabricante y en la cantidad determinada, sin excederte.

Una vez cada dos a tres meses, dependiendo del uso, limpia el artefacto para evitar el desperdicio de agua: agrega vinagre blanco en el contenedor de jabón, y haz pasar un poco de agua caliente antes de encender la máquina.

Otro truco es colocar una taza de vinagre blanco en el estante superior del artefacto y accionar la máquina, para que este se disperse por todo el interior y por los conductos de desagote, eliminando sarro, depósitos y restos sólidos de las cañerías y ductos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Métodos para limpiar la cocina de forma económica, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social