La mejor meta para ahorrar: Hoy no gastaré un centavo

La moda del "hoy no gasto nada"

Se trata de una tendencia que cada día cuenta con más y más adeptos: el no gastar. Esta sociedad de consumo en la que vivimos pareciera habernos convencido de aquello que “necesitamos” gastar dinero para tener bienestar, pero la realidad es otra. Esta moda de “hoy no gastaré” es una de las maneras más efectivas de fomentar tu economía doméstica y personal.

Gastos ineludibles

Si rentas una propiedad, pagas una hipoteca o cuotas residenciales, bien sabes que es virtualmente imposible no gastar, al menos si quieres tener un techo sobre tu cabeza. Por eso, dejaremos por fuera de esta ecuación los gastos de vivienda, comida, transporte, impuestos, servicios y los costos fijos de una persona en particular, como la cuota de la universidad, salud y otros.

Sin fijarnos en estos valores, imprescindibles para el bienestar y la vida diaria, nos concentraremos en todos esos gastos ocasionales, en los que podríamos evitar sin sufrirlo. Seguro que algunos cambios pueden ser algo molestos al principio (por ejemplo, tomar el tren en lugar de un taxi), pero bien valdrán la pena al final del mes.

Cómo aplicar el "Hoy no gastaré"

Madres y abuelas de todo el mundo tienen un sabio consejo para dar: nunca salgas de casa sin dinero, pues no sabes si puedes llegar a necesitarlo. En nuestros tiempos de pagos con tarjetas, puedes dejar los billetes en casa y valerte de estos servicios ante emergencias.

De todos modos, se trata de una elección tomada a conciencia y no de un gasto que no se hace simplemente por carecer de los medios en cuestión. Aunque lleves dinero en el bolsillo, evita gastarlo. En lugar de un refresco, bebe un vaso de agua que pidas en el restaurante de la esquina: verás que calmas tu sed de manera eficiente, y sin gastar un centavo.

Empaca tus viandas y meriendas desde casa, para evitar así comprar golosinas y bocadillos en el quiosco a la salida del trabajo. Sabemos que tomar el taxi por 20 cuadras es más práctico y cómodo, pero elige caminar ese corto trayecto para ahorrar, al mismo tiempo que cuidas de tu buena salud. En lugar de ir a la farmacia a comprar un blíster de analgésicos, toma una ducha fresca o frota un cubo de hielo por tu nuca y sienes, al tiempo que evitas encender la TV y las luces. Ahorrarás mientras que ayudarás a tu cuerpo a funcionar mejor.

Si te pones manos a la obra, no gastar un centavo es posible, manteniendo una vida adecuada y en bienestar. Pruébalo tú mismo uno, dos o más días a la semana, y tus ahorros te lo agradecerán.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Método para ahorrar al máximo: "Hoy no voy a gastar ni un centavo", te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social