Cómo mejorar la boca y los labios

La importancia de tener una boca y labios bellos

El aspecto de tu rostro demuestra no sólo tu belleza, sino también tu estado de ánimo. La piel, el contorno de los ojos y las líneas de expresión, se afean cuando algo nos incomoda, cuando tenemos problemas o cuando no nos sentimos en nuestro mejor ánimo. Y claro, la boca y la sonrisa son el reflejo directo y más representativo de nuestro malestar anímico.

Pero podemos dar soluciones simples a la apariencia de nuestra boca, con trucos y consejos sencillos, para así poder expresarnos y mostrarnos al mundo con un mejor talante. Recuerda que la alegría llama a la alegría, por eso te recomendamos poner en práctica los siguientes consejos.

Cómo mejorar nuestra boca y labios

Boca. Además de unos dientes higienizados, sanos, blancos y brillantes, debemos tratar los labios y comisuras. Los músculos en torno a la boca van perdiendo tonicidad con los años, y ciertas rutinas de depilación con cera o la falta de humectación logran desmejorar mucho su aspecto. Pero podemos volver a darles tonicidad con un ejercicio sencillo: silbando.

Silbar pone en movimiento los músculos, devolviéndole a la boca vitalidad y juventud. Además, el silbido es una actividad agradable, que armonizará y acompañará nuestras actividades, e invitará a otros a unirse a este coro de sonidos alegres.

Labios. Los labios, por su parte, requieren de algunos mimos y cuidados. Si están resecos, con pequeñas pielcitas desprendidas, debes humectarlos y exfoliarlos para devolverles la vitalidad. Comienza por limpiarlos con agua y productos de limpieza de la piel, y luego exfolia con una mezcla de azúcar y aceite de oliva, suavemente.

También puedes exfoliar y humectar aplicando un poco de crema nutritiva y humectante, y cepillándolos suavemente con un cepillo de cerdas medias o suaves, en pequeños movimientos circulares y sin ejercer demasiada presión. Retira el resto de la crema con un papel suave (tissue o papel sanitario) y aplica un protector labial o acondicionador con protección solar luego de cada exfoliación, y antes de salir a la calle.

Para nutrir y humectar los labios, los ingredientes naturales son un gran aliado. Además de beber mucha agua fresca, trátalos dos a tres veces por semana con una pasta de palta pisada y aceite de oliva. Aplica la pasta con pequeños masajes circulares, deja actuar por unos 5 a 10 minutos, y enjuaga con agua limpia y tibia.

Recuerda siempre humectar tus labios luego de la ducha, y aplica protección solar cada vez que salgas al exterior. Si quieres, puedes adquirir labiales con protección solar, o colocar el producto y encima de éste el labial con color, para lucir una boca espléndida a todo momento.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo mejorar la boca y los labios, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social