Cómo Mejorar el Jardín en 3 Pasos

3 Pasos para Mejorar tu Jardín

Tengas o no “mano verde”, aplicando estos 3 pasos para mejorar el jardín podrás hacer tus propios cultivos, canteros y siembras en tiestos con todo éxito, para colaborar con el entorno y embellecer tu hogar. Se trata de una manera original de hacer las tareas de siempre, ¡tan simple que te sorprenderás!.

Presta atención y toma nota de estos consejos fáciles, para que tu huerto o jardín sean la envidia del vecindario.

1. Preparar la tierra

Es un paso que muchos jardineros de fin de semana evitan por el trabajo que significa, pero es también una de las claves del éxito para tus siembras y cultivos. ¡Preparar la tierra es casi tan importante como limpiar y lijar las superficies ante de pintar!

Trucos de jardinería para embellecer el patio. 3 pasos simples para mejorar tu jardín. Guía para mejorar el jardín en 3 pasos simples

© Depositphotos.com/ruslanchik

Imagen 1. ¡Crea tu huerto hogareño saludable, con estos simples trucos de jardinería!

Lo primero es liberar la zona del cultivo, arrancando hierbas y retirando piedras grandes. Puedes valerte de un rastillo para quitar residuos y todo lo que sea inadecuado para el jardín.
Con una pala, “mueve” la tierra dándola vuelta, en una profundidad no menor a 20 centímetros para canteros comunes. Sólo clava la pala, retira un poco de tierra, y vuelve a depositarla en el mismo lugar, esta vez dejando hacia arriba lo que estuvo hacia abajo.

Ahora que la tierra está suelta y desgranada, aprovecha para fortificarla con abonos químicos o naturales. Este es el momento en el que puedes incorporar tu composta casera, las hebras de té o de yerba mate, las cáscaras de plátano, de huevos, y todo lo que hayas apartado en la cocina para mejorar las tierras.

Riega lo suficiente y deja que el suelo se ventile al menos por un día antes de sembrar o trasplantar tus flores y cultivos. Puedes repetir el procedimiento si prefieres.

2. Preparar las semillas y plantas

Ya lista la tierra, prepara las semillas y plantas que vayas a colocar:

  • Si vas a poner plantines ya rotados, colócalos a la sombra o en un sitio fresco, y riega apenas antes de quitarlos de su contenedor actual. Trabaja rápidamente, pues no es bueno que las raíces queden expuestas al aire o al sol.
  • En el caso de las semillas, déjalas en un remojo de agua limpia por toda la noche anterior al momento de sembrar, o germínalas en papel absorbente (u otros medios) durante algunos días antes de poner en la tierra.

3. Siembra y cultivo

Ya preparada la tierra y las especies, estás en condiciones de plantar o sembrar tus variedades. Es muy importante determinar bien el sitio donde pondrás cada una, en base al crecimiento esperado de ella: colocar sin más las semillas en el suelo podría terminar en un caos.

  • Crea marcadores de siembra: Toma una tabla de madera pequeña, y dibuja una cuadrícula separando las líneas entre sí por unos 3 a 4 centímetros. Donde se unan las líneas horizontales y verticales, coloca un clavo o tornillo y, del otro lado, pon un corcho de vino para crear “tapones” que cubran la punta del clavo. Usa esta herramienta presionándola sobre la tierra para marcar los hoyitos donde colocarás las semillas. Recuerda ponerlas en la posición correcta (las “puntas” hacia arriba) y cubrirlas con dos a tres veces su altura en tierra.
  • Crea marcadores de plantado: Para poner plantines o brotes ya germinados en la tierra, en lugar de hacer tu propio marcador puedes usar una bandeja de muffins (magdalenas), presionándolo sobre la tierra para crear los hoyos más grandes. Una vez más, pon los plantines en cada hoyo o en un sitio de por medio, de acuerdo a las especies elegidas.
  • Quita regularmente las malas hierbas que ves, igual que las hojas mustias, rotas o las flores marchitas de tus plantas. Estas le quitan vitalidad y la exponen a enfermedades.
  •  Prefiere los métodos naturales para el control de pestes, como la siembra de flores aromáticas o las soluciones de tabaco, jabón u otras recetas caseras. Para prevenir que las malas hierbas aparezcan, una manera fácil es poner mantillo sobre la tierra del cultivo y, sobre este, planchas de papel periódico. El papel evitará que el sol llegue a la tierra, inhibiendo así el crecimiento de las malas hierbas. También ayudará a conservar la temperatura y humedad de tus cultivos, y promoverá un hábitat genial para las lombrices que oxigenan y abonan el suelo naturalmente.

Con estos pasos para mejorar tu jardin tu espacio abierto se verá de lujo, ¡y tu hogar se embellecerá naturalmente!

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Mejorar el Jardín en 3 Pasos, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social