Cómo mejorar el jardín durante el otoño

Cómo preparar el jardín para el otoño

La caída de las hojas secas, el aire que se hace más frío, las madrugadas tardías y los aromas de crisantemos en el aire definen un paisaje inigualable; el otoño ha llegado a la ciudad. Tu jardín comenzará a perder esa vitalidad y el verdor, pero puedes mantenerlo en impecable imagen renovando las especies y preparándolo para la estación más poética del año.

Al comenzar la temporada, prepara el jardín cortando el césped por última vez, y dejando los restos sobre la tierra para permitir una mayor concentración de humedad en el suelo, con el fin de combatir las heladas tempranas. Recoge las hojas caídas, y triturándolas si prefieres, para fortalecer el suelo sin dejar cúmulos ni evitar su respiración.

Imagen 1.

Cubre las plantas de suelo que sean sensibles al frío, colocando relleno de isopor o aserrín abundante en la base, y luego un plástico en torno a la copa y las hojas. Recuerda abrir para ventilar en las horas más cálidas del día. Las plantas sensibles al frío que estén en maceta podrán ser trasladadas al interior de casa, en el lugar más ventilado y algo cálido, como el lavadero o un patio de invierno.

Renueva las plantas del jardín en otoño

El jardín debe tener flores durante todo el año para dar alegría y mejorar las energías del hogar. Al comienzo de la temporada, asegúrate de sembrar y plantar las especies que soporten el clima frío y que requieran un riego menos abundante. A continuación, veamos las variedades más apropiadas para el otoño:

  • Los crisantemos son las reinas de la temporada. Poseen flores que se asemejan en forma a las margaritas, aunque en una mayor variedad de tamaños y colores. Son simples de cultivar, requieren de sol directo y riego moderado, además de abono regular para mantenerlas en brotación constante.
  • Las margaritas son otra buena variedad para el otoño. Sus matas abundantes logran completar el espacio que han dejado vacío las plantas de calor. Requieren de un riego regular a moderado, y soportan a la perfección el clima fresco una vez abiertas sus flores.
  • Los aster (Estrella de los Pirineos) son perennes, y su mejor floración se da en otoño. Requieren sol directo y riego constante, siendo así ideales para mejorar el aspecto del jardín en otoño.
  • Las bignonias también son muy adecuadas para esta estación del año, aunque para canteros independientes, pues se trata de arbustos voluminosos, resistiendo las heladas de manera ejemplar.
  • El crocus, con su pequeño tamaño, es ideal para complementar los espacios vacíos en el jardín. Resisten bien el frío y aportan gotas de color al ambiente. Requieren de sol directo y de riegos moderados, de manera habitual.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo mejorar el jardín durante el otoño, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social