Mascarillas de avena para el rostro

Beneficios de la avena para la piel

Uno de los ingredientes que no pueden faltar en las mascarillas exfoliantes es la avena. Es una gran aliada para la salud de nuestra piel y está entre los componentes más usados para los tratamientos de belleza, porque ayuda a regenerar el cutis, y a la vez, ofrecerle nutrientes para que luzca perfecta. 

Recuerda que exfoliar tu rostro es realmente muy importante y a la vez, un tratamiento sencillo con excelentes resultados. Es que esta técnica permite eliminar todas aquellas células muertas que se van acumulando y no permiten que la piel se vea saludable.

Una vez que exfolias con avena o con cualquier otro ingrediente, lucirá tersa y lisa, pero sobre todo, más saludable. Los poros se irán cerrando gradualmente y tu rostro se verá como hace años no lo tienes. Pero no debes abusar de la exfoliación ya que podrías resecar la piel. Los expertos aconsejan realizar este tratamiento una vez a la semana como máximo.

Recetas de mascarillas de avena para el rostro

Mascarilla para piel seca: Si eres de las que tiene piel seca, puedes hidratarla y nutrirla al mismo tiempo. ¿Cómo? Muy sencillo: mezclando 3 cucharadas de avena en copos en una cuarta taza de leche. Deja que se hidraten bien en este líquido (unos 10 minutos), te quedará una capa de buen espesor. Debes aplicar en el rostro con movimientos circulares y suaves hacia arriba, para que mientras exfolias también estimules la circulación. Espera 15 minutos, y luego enjuaga con agua fría para que los poros cierren mejor.

Mascarilla para piel grasa: Si posees piel grasa necesitas controlar la producción de "sebo" de tu rostro, a la vez que la mantienes en buen estado y la cuidas. Para ello, una mascarilla de avena casera puede ser la mejor aliada.

Mezcla tres cucharadas de este cereal y un cuarto litro de agua. Deja hidratar y aplica en el rostro, siguiendo las instrucciones anteriores. Los resultados se verán enseguida y no aumentará la cantidad de grasa que se forma en tu cutis.

Exfoliante casero de avena: ¿Buscas un tratamiento de belleza profesional? No tienes que pagar mucho dinero por él. Simplemente puedes hacer un exfoliante en tu casa y tu piel quedará hidratada, suave, nutrida y con un efecto "lifting", varios años más joven.

Para prepararla, mezcla 4 cucharadas de avena en 1/3 de agua caliente a tibia (que no queme). Deja que los copos absorban el líquido. Añade dos cucharadas de miel, 2 de yogur natural y una clara de huevo. Mezcla bien y aplica por 15 minutos. Retira con agua fría para resultados sorprendentes en la primera aplicación.

Mascarilla de avena para nutrir el rostro: La última opción de mascarilla de avena sirve para nutrir el rostro y lucir la piel hermosa. Mezcla tres cucharadas de avena con 2 de miel, 1 de azúcar y el zumo de media naranja. Aplica en tu rostro, exfoliando con movimientos circulares. La piel se nutrirá con la vitamina C de la naranja. No dudes en probarla.

Si deseas leer más artículos similares a Mascarillas de avena para el rostro, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
9 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social