Cómo maquillarse al estilo asiático

Detalles del maquillaje asiático

Las características principales en las mujeres asiáticas es que poseen ojos rasgados y una piel tersa. Aquellas que provienen de Japón, por ejemplo, poseen el tono más claro que en China o Corea (más amarillento) o en India (moreno). 

Es de creencia popular (y también de moda y belleza) que la piel de las asiáticas es más fina y delicada que cualquier otra, por ello tiene la ventaja de lucir maravillosa sin la necesidad de utilizar muchos productos. Entonces, con una simple base y algo de color ya estaría creado el look.

Sin embargo, hay algunos detalles que vale la pena destacar en el maquillaje asiático, como el delineado simple, el colorete en las mejillas, para disimular o resaltar las facciones tan marcadas de tonos rosas o melocotón, y unos labios con brillo para el día, y un poco más llamativos para la noche.

Cómo crear un maquillaje asiático en 3 pasos

1. La base del maquillaje: En primer lugar, la piel debe estar sin broncear y lisa, ya que las asiáticas prefieren el look natural y uniforme, sin brillos ni bronceadores. Se puede aplicar una base simple para emparejar las imperfecciones. Una opción es que sea de un tono menor al de la piel para generar un mejor efecto. Luego, usar una base de maquillaje clara, también, menos que el tono natural. No se deben usar iluminadores ni coloretes.

2. Delineador para la mirada asiática: Para crear la mirada almendrada, ese toque exótico en los ojos rasgados característicos de los orientales, se debe usar un delineador sin falta. Pero antes, la sombra, que ha de neutralizar el tono del párpado.

Ahora si, es hora del "eyeliner". Se deben trazar una línea fina con la ayuda de un pincel, al ras de las pestañas, y alargar dejando un pico levemente en diagonal hacia las sienes. Luego, aplicar varias capas de máscara para que queden densas y largas. No se recomienda maquillar las pestañas inferiores, porque de lo contrario el ojo no estará limpio y no se apreciará el trazo del delineador.

3. Los labios. El color por excelencia para las asiáticas es el rojo, sobre todo para fiestas nocturnas o para cualquier ocasión que lo amerite (una cita, una salida a un bar luego del trabajo, etc). Algunas mujeres prefieren usar tonos más claros para el día a día, como ir a la oficina o la Universidad. En estos casos, se puede optar por rosa o durazno.

La clave en el maquillaje asiático está en la sencillez y mostrarse lo más natural posible, ya que la ostentación no suele estar bien vista, aún en mujeres profesionales o con altos cargos. Entonces, sin dejar de lado las facciones bien marcadas ni el tono de piel (a veces de porcelana), las orientales aprovechan para tener un poco de color en su rostro sin ser demasiado notorio. Es uno de los estilos más sencillos de aprender y de usar, porque no precisa de muchos productos ni tiempo frente al espejo. Siguiendo estos tres pasos básicos se puede lucir un look oriental maravilloso.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo maquillarse al estilo asiático, te sugerimos que visites nuestra sección Maquillaje.

Esta nota te fue útil?
9 valoraciones.
El 78% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social