Cómo mantener y cuidar el set de jardinería

Ya hemos aprendido a cuidar y mantener las herramientas de jardín siempre en buenas condiciones, ya que ello nos permitirá usarlas en cualquier momento, y evitar los gastos de su refacción o de su recambio ante oxidaciones o deterioros.

Hoy veremos algunos secretos que te facilitarán las tareas de mantenimiento, guarda y orden del set de jardinería.

Comienza por reunir todas tus herramientas de jardinería, tanto las manuales como las eléctricas, para darles una buena limpieza y mantenimiento antes de proseguir. Es una tarea que nunca está de más, y que te ayudará a cuidar y mantener todos tus elementos, fomentando el ahorro y la responsabilidad.

Las herramientas de jardín eléctricas han de ser limpiadas primero, y lubricadas después. Luego, dales guarda dentro del cobertizo, del taller, o dentro de algún sector del hogar. Cúbrelas con plásticos y telas para evitar que se asiente sobre ellas el polvillo de ambiente, y mantenlas al abrigo de los climas extremos, fríos y calientes por igual.

Sobre una tabla perforada, coloca broches y ganchos. Luego, sujeta esta tabla a la pared del taller, del cobertizo o de la pieza del jardín. Esto te permitirá mantener el set de jardinería en orden, incluyendo también las herramientas convencionales. Para protegerlas, sujeta una tela plástica a lo largo del lateral superior de la tabla, sujetándola en el dorso con grampas. Luego, simplemente déjala caer libremente. Esto facilitará tener el set completo de jardín limpio y libre de polvillos o humedades.

Las herramientas de jardinería convencionales, como palitas, rastrillos, picas y demás, han de ser limpiadas correctamente luego de cada uso. Utiliza simplemente un trapo seco y limpio para retirar restos de tierra o vegetales, y luego dales guarda. Para ello, nada mejor que un cofre cerrado. Puedes utilizar una vieja caja de herramientas, un baúl o cofre de madera, un recipiente plástico cerrado, una caja de pesca o lo que prefieras.

Para fomentar su buen estado, coloca gel secante en el cofre. También puedes agregar bolsitas de género con algunos granos de café o de arroz, para que absorban la humedad que pudiera quedar dentro del cofre de guarda.

Recuerda humectar con nueces trituradas o con lubricantes comerciales los mangos de madera de las herramientas. Su resequedad los alteraría, en especial cuando quedan en guarda, en la estación fría. Es buena idea hacer esto unas cuatro veces por año, en el cambio de estación, y provechar para limpiar, hidratar y también para afilar las herramientas de jardinería, ayudándonos con limas metálicas.

Por su parte, la tierra de cultivo empaquetada ha de ser conservada dentro de la misma bolsa, pero bien cerradas. Para ello, utiliza alambres, alambres forrados o ganchos de cierre para bolsas, evitando que la tierra se contamine. Las macetas sobrantes, ya sean de plástico, terracota, barro o demás, han de ser bien limpiadas y desinfectadas al ser desocupadas, para darles buena guarda, siempre boca abajo y cubiertas con un lienzo de género o plástico, evitando su nueva contaminación. Puedes desinfectarlas de modo natural, mezclando agua con vinagre blanco de alcohol, y lavándolas en este líquido, cepillándolas enérgicamente. También puedes utilizar lejía o desinfectante.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo mantener y cuidar el set de jardinería, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social