Cómo Mantener el Trabajo

Tips para Mantener el Empleo

Los despidos y desvinculaciones generalizadas hacen que cada vez más personas se pregunten cómo mantener el trabajo. Algo tan fundamental como el empleo no siempre está garantizado, sobre todo en ciertos países donde la crisis cala bastante hondo. Pero no sólo en esos casos, ya que por ejemplo, los mayores de cierta edad (40 años) no quieren perder su puesto ya que es muy difícil para ellos conseguir uno nuevo.

Ante un entorno laboral difícil, lo mejor es estar preparado. Si bien es cierto que eso no te garantiza al 100% mantener el trabajo, te ayudará bastante a prorrogar la decisión de los superiores a despedirte o prescindir de tus servicios. El empleo no está garantizado para nadie, esa es la verdad. Las empresas pueden hacer recortes de su personal de un día para el otro y afectar tu puesto.

Cómo mantener el trabajo. Guía para conservar tu empleo en momentos de crisis. Como evitar ser despedido

© Depositphotos.com/monkeybusiness

Imagen 1. Mantener el empleo puede ser complicado durante una crisis económica, por ello es vital que te adaptes a cada nueva situación.

En primera medida, si tienes empleo, debes sentirte una persona afortunada. En segundo, haz todo lo posible por mantenerlo. No permitas que el clima de incertidumbre que se vive en tu empresa modifique tu productividad o desempeño. Debes seguir como hasta el momento o incluso mejor, ya que de esta manera será más difícil perder el trabajo.

Entiende qué cosas son las que puedes controlar y las que no. En el primer grupo podemos destacar llegar a horario, no faltar, salvo en casos necesarios, cumplir con tus tareas, no procrastinar, enfocarte en tus compromisos, etc. En el segundo grupo, la quiebra de la compañía, puestos prescindibles, recortes de personal según el área en la que trabajan o la antigüedad, etc.

Claves para mantener el trabajo

No te quedes sentado sin hacer nada a la espera de que llegue el telegrama de renuncia o te llamen de la oficina de Recursos Humanos. Puedes mantener el trabajo si tienes en cuenta las siguientes claves:

Crea éxitos propios: Cuando el ambiente está demasiado cargado de malas vibras o de negatividad, siempre es bueno encontrar una manera de sentirse exitoso. Y no tienen que ser cosas muy importantes o grandes, sino pequeños detalles que mejoren tu jornada, como por ejemplo terminar una tarea en menos tiempo, ordenar el escritorio, llegar siempre a horario, etc.

Fija metas en el corto plazo: Si quieres mantener el trabajo, una buena manera de lograrlo es sabiendo que no se puede pensar en el futuro que no sea inmediato. Esto significa que por más de que lo desees, no debes ir más allá de los 60 días a partir de hoy. Estos objetivos cercanos te permitirán demostrar progresos a tus superiores, y ser tenido en cuenta en el grupo de “no despedidos”. A su vez, eso te mantendrá optimista y de buen humor, podrás ser más creativo y demostrar que te interesa quedarte en la empresa más allá de los problemas económicos.

Mantén una actitud positiva: Por más de que hayan despedido a muchos de tus compañeros y sepas que cada vez hay menos posibilidades de mantener el empleo, que eso no te entristezca ni te deprima. Si demuestras una actitud positiva, será más fácil lidiar con la actualidad de la compañía, así como también trabajar a la par tuya. No te sirve de nada arrastrar los pies e ir cabizbajo por la vida, recuerda que tienes mucho que agradecer. Tener trabajo, para comenzar.

No te olvides de tu red de contactos: Un error muy frecuente es, al conseguir empleo, dejar de lado a aquellas personas que en algún momento te pueden tender una mano o darte una segunda oportunidad. Los contactos son muy importantes porque podrían llegar a ser tu salvación en el caso de ser despedido. Por más de que estés confiado en tu puesto, nunca sabes cuáles son las vueltas de la vida. Trata de mantener la relación con estas personas, al menos con una llamada telefónica o un almuerzo de vez en cuando.

Capacítate: Es vital que te mantengas actualizado si quieres mantener el trabajo. Básicamente, porque al tener mayores conocimientos habrá menos posibilidades de ser despedido en el caso de que la empresa pueda decidir de quién prescindir. Inscríbete en un taller, un curso, termina la carrera, haz un pos-grado o al menos, lee e investiga sobre diferentes cuestiones relacionadas a tu sector. Estar informado y actualizado puede ser lo que te salve o te ayude a permanecer en tu empleo.

No hables mal de los demás: No importa qué poco soportas a tu compañero o las diferencias que tengas con tu jefe. Debes ser lo más cauto posible, no ir diciendo por los pasillos cosas malas de las personas que te rodean. Si no puedes decir algo bueno, entonces mejor deja tu boca cerrada. Primero, porque no sabes si esos comentarios llegarán a oídos de los que toman las decisiones importantes, y segundo, porque en el caso de haber una reorganización de la empresa, quizás ese que tanto odias termina siendo tu superior. Y allí será una pesadilla.

Sé flexible: La flexibilidad es una de las características que te permitirá mantener el trabajo. Esa capacidad para adaptarte a las diversas situaciones que van surgiendo o esa habilidad para solucionar conflictos convirtiéndolos en oportunidades pueden ser muy bien vistas en una empresa. Es más, los líderes de las compañías destacan que los empleados flexibles son los que más contribuyen a cumplir las metas. Si te adaptas a lo que ocurre, tendrás más oportunidades de quedarte en tu puesto. Comprende los cambios que se producen en el mercado, entiende la realidad actual, crea soluciones en el corto plazo, da respuestas a diferentes problemas, sé proactivo e innovador.

Si quieres mantener el trabajo, no olvides cumplir con los consejos que acabas de leer.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Mantener el Trabajo, te sugerimos que visites nuestra sección Desarrollo Profesional.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social