Cómo mantener el clima interno del hogar durante tormentas

Durante las tormentas, es común que el clima exterior cambie de manera rotunda. Ante esto, debemos mantener lo más estable posible la temperatura del hogar.

Ahorra en calefacción y refrigeración en una tormenta

El buen uso y mantenimiento de los sistemas de calefacción y de refrigeración de nuestro hogar debe ser una tarea anual. Sin embargo, hay momentos en los que debemos de prestarle apenas mayor atención, por ejemplo, en situaciones de climas extremos, o durante contingencias y eventos climáticos especiales.

Cómo mantener la temperatura interior durante las tormentas

Durante las tormentas, debemos saber poner en marcha algunos trucos y consejos para mantener la temperatura del hogar en la deseada, sin saturar el uso de tales sistemas, y también sin gastar de más por ello.

La aislación de las ventanas es una de las principales labores. Ya sea para evitar la fuga de la temperatura interna, como también para evitar el ingreso del frío o del calor del exterior hacia el hogar, podemos hacer uso de marcos dobles, que crean un colchón entre medio de las placas, evitando el traspaso de frío y de calor desde y hacia el interior.

Cómo mantener el clima interno del hogar durante tormentas. Consejos para que no se filtre el frío o el calor.
La aislación de las ventanas es una de las principales labores que debemos hacer para mantener estable la temperatura del hogar.

"Durante las tormentas, controla el funcionamiento de los sistemas. En particular los sistemas a gas pueden verse interrumpidos por los fuertes vientos, lo que podría ocasionar problemas."

Otra forma de prevenir la fuga o el ingreso de la temperatura es colocar burletes y gomas de cierre en las ventanas, evitando brisas y chiflones de aire. Las puertas también pueden ser protegidas de esta forma, impidiendo el ingreso y egreso de aire por las separaciones superior, inferior y laterales.

Durante las tormentas, ya sean secas o húmedas, de frío o de calor, debemos procurar cerrar bien todo, utilizando no sólo los marcos, sino también las personales y hasta las cortinas. Esto bloqueará el ingreso y egreso de la temperatura exterior hacia el hogar, como así también el agua, polvillo u otros relativos a las tormentas.

Las rejillas de ventilación, los ventiletes y otros respiradores del hogar también deben ser cubiertos y protegidos. De este modo, evitaremos modificar la temperatura interior, evitando incurrir en mayores gastos para funcionamientos más exigidos.

Durante las tormentas, controla el funcionamiento de los sistemas. En particular los sistemas a gas pueden verse interrumpidos por los fuertes vientos, lo que podría ocasionar problemas. Si la tormenta es agresiva, ten previsto un corte general de la luz, evitando accidentes y cortocircuitos en tus electrodomésticos por causa de la rotura del cableado público.

Una vez que pase la tormenta, espera a que se asiente el aire y el clima exterior. Mantén la casa cerrada casi herméticamente, para evitar el ingreso del clima exterior sin tener que forzar el sistema de calefacción o de refrigeración. Así, luego podrás ventilar a tu gusto y según la necesidad, sin enfriar o calentar de más la casa, producto de contingencias climáticas.