Cómo mantener el auto en buenas condiciones

Un buen mantenimiento general de auto nos dará la posibilidad de alargar la vida útil del mismo y de sentirnos seguros cuando manejemos.

Cómo mantener el auto en buenas condiciones

Mantenimiento del coche

Un auto en buenas condiciones nos dará la posibilidad de transitar con mayor seguridad no solo para el beneficio de nuestra familia, sino también para el de los demás automovilistas.

Además, el mantener el motor y demás accesorios cuidados, también evitará posibles roturas, que al producirse el costo del arreglo será mucho mayor que el costo de haberlo mantenido en buenas condiciones o cumplido con el plan determinado por el fabricante de nuestro vehículo.

Para mantener tu auto en excelentes condiciones, te invitamos a que tengas en cuenta los siguientes consejos.

Cómo mantener el auto en buenas condiciones
Cómo mantener el auto en buenas condiciones

© Depositphotos.com/kalinovsky

"Para un buen mantenimiento general de auto, controlar cada 60 días el nivel del líquido de frenos. Si el nivel se encuentra bajo, completar y controlar la presencia de posibles fugas."

Consejos para mantener el auto en buenas condiciones

  • Aceite: Lo ideal es cambiar el aceite cada 5.000 u 8.000 kilómetros y reemplazar el filtro en cada cambio.
  • Anticongelante: Si vives en un clima frío, habrá que revisarlo todas las semanas.
  • Amortiguadores: Controlar el estado de los mismos periódicamente y verificar la existencia de posibles fugas de aceite.
  • Batería: Si su batería necesita mantenimiento, revise los niveles de la misma cada 3 meses aproximadamente. Si fuera necesario agregar líquido para baterías o agua purificada o destilada.
  • Filtro de Aire: Revisarlos cada 2 o 3 meses o más seguido si circulamos por caminos de tierra o vivimos en zonas de mucho polvo. Cambiarlo si notamos que se encuentran demasiados sucios.
  • Filtro de nafta y aceite: Debemos controlarlos periódicamente y mantenerlos siempre en buen estado. Controlar fugas o posibles grietas en el material.
  • Faros delanteros: Revisar que todos los focos funcionen y que no estén tan altos, ya que pueden dificultar la visión del auto que circula delante de nosotros.
  • Faros traseros: Revisar que todos los focos funcionen correctamente. Y tanto para los faros delanteros como para los traseros, es una muy buena opción llevar algunos focos y fusibles de repuesto dentro del auto.
  • Escobillas del limpiaparabrisas: Antes de comenzar la temporada de lluvias, debemos controlar que no se encuentren secos o rotos, porque en ese caso muy poco servirán ante la lluvia.
  • Líquido de frenos: Controlar cada 60 días el nivel del líquido de frenos. Si el nivel se encuentra bajo, completar y controlar la presencia de posibles fugas.
  • Neumáticos: Controlar la presión de los mismos, es fundamental para el buen funcionamiento del motor y además para evitar un desgaste desparejo, ahorrar combustible y realizar un andar mucho mas seguro. También verificar la presencia de bubones o bultos, grietas o excesivo desgaste.
  • Afinado: Afine su motor cada 50.000 kilómetros aproximadamente o cuando su mecánico de confianza se lo indique.
  • Correas: Es fundamental cambiar las correas cada 40.000 kilómetros o cuando el manual de mantenimiento de su auto así lo indique, esto asegurará un mejor rendimiento del motor.