Cómo manipular los residuos en un espacio abierto

Residuos en espacios abiertos

Cuando estamos paseando por el campo o en cualquier espacio abierto, nuestro estilo de vida hace que sea casi imposible no generar residuos. Por ello, debemos aprender a manipularlos para no contaminar el ambiente, y para evitar ensuciar los espacios abiertos que tanto disfrutamos en su estado natural.

La idea principal aquí no es sólo aprender a manejar adecuadamente los residuos, sino principalmente evitar generarlos. Esto facilitará la tarea, y nos predispondrá en una actitud mucho más eficiente y amigable al entorno, reduciendo también los costos de nuestros insumos.

Consejos para no generar residuos en espacios abiertos

Cuando compramos los alimentos para llevar en nuestro viaje o paseo, debemos evitar los contenedores de isopor, telgopor y plásticos duros. Podemos, en cambio, comprar el alimentos a granel o en mayores cantidades, reservar el sobrante en casa, y preparar las comidas a trasladar dentro de contenedores plásticos reutilizables.

Cuando vamos a un espacio abierto las botellas y envases de bebidas suelen ser un verdadero inconveniente, ya que como resulta incómodo trasladarlas en termos y contenedores reutilizables, muchos optan por dejarlos en sus envases originales. Simplemente, debemos evitar deshacernos de la botella en el campo, y en lugar de ello, guardarla dentro de nuestro vehículo luego de utilizarla. Al volver a casa, nos desharemos de ella de una forma adecuada.

Los envoltorios de golosinas son todo un problema para el entorno. Debemos enseñar a nuestros hijos a guardarlos en sus bolsillos o en la canasta del picnic. De este modo, podremos deshacernos de ellos cuando lleguemos a casa.

Con respecto a los cigarrillos y a los restos del fuego y brasas de una parrillada, debemos ser precavidos. Los carbones deben ser rociados al retirarnos, para evitar incendios. Las cenizas no representan problema alguno (incluso logran balancear el pH de algunas tierras, mejorando su potencial de cultivo). Lo que debemos hacer siempre es guardar las colillas en alguna zona reservada para ello (por ejemplo, dentro de un viejo tubo de rollo fotográfico u otro contenedor cerrado, para evitar malos olores en el coche) y deshacernos de ellas en casa, sin dejarlas en el campo.

En lo posible, hay que evitar generar los residuos, pero si existen, simplemente no debemos dejarlos en espacios abiertos, ya que contaminan, afean y causan numerosos problemas en los cauces hídricos y el entorno en general. Guardalos dentro del coche, y deshacete de ellos de manera adecuada una vez que regreses a casa, es lo mejor para cuidar nuestro medio ambiente.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo manipular los residuos en un espacio abierto, te sugerimos que visites nuestra sección Medio Ambiente.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social