¿Los perros pueden comer frutas?

Por qué darle frutas al perro

Normalmente, se evita darle de comer frutas y vegetales a los animales para no impedir sus procesos digestivos, y propiciar evacuaciones más firmes y fáciles de higienizar, lo que sucede con el alimento balanceado seco. Pero, en su justa medida (el exceso de frutas también es malo para el perro), muchas variedades les aportan nutrientes indispensables como antioxidantes, fibras y vitaminas, favoreciendo sus funciones vitales, mejorando el aspecto de su pelaje, y llenándolos de energía saludable.

Asegúrate de darle los alimentos bien lavados, pelados de sus pieles de mal sabor (y también por precaución, pues en la piel se depositan los residuos de pesticidas y químicos), y en trozos grandes para que el perro deba masticarlos. Las uvas, pasas y frutas pequeñas podrían ser aspiradas y ahogarlo, o bien no ser correctamente digeridas (si se las das con piel) afectando luego su tracto intestinal.

Por otro lado, las frutas más grandes también pueden propiciar este daño mediante sus semillas. ¿Lo mejor? Quitarlas o descorazonar las frutas antes de dárselas, sólo por precaución.

Frutas que puedes darle de comer al perro

Los arándanos tienen gran carga de antioxidantes, y su sabor es fenomenal para los canes. También lo son los plátanos o bananas, los melones, las peras, las papayas y los mangos. Sólo debes tener la precaución de dárselas en trozos grandes y sin sus semillas, o bien frutas pintonas con semillas aún algo blandas, para que sean digeridas o pasen suavemente por su tracto gastrointestinal.

Las manzanas, además de saludables, son ideales para mantener sus dientes limpios, pues producen una suave fricción que ayuda a eliminar los restos de alimentos. Otras frutas deliciosas y saludables incluyen los albaricoques (damascos) y las ciruelas, aunque debes tener la precaución de quitarles el carozo antes de dárselas, como veremos más adelante.

Finalmente, las naranjas, limones maduros y pomelos dulces son saludables para los perros, con excelente carga de vitaminas y antioxidantes, y también muy entretenidos para el animal. Lávalas muy bien, cepillando la cáscara o piel, y córtala por la mitad. Dásela así a tu mascota, quien se divertirá horas recuperando la pulpa jugosa de la cáscara, y luego utilizándola como un juguete.

Frutas que no debes darle al perro

Procura evitar las frutas pequeñas y las semillas con punta, por las razones que ya explicamos. Algunas variedades de uvas y de pasas de uva tienen leves toxinas que afectarán el estómago de tu perro, y será mejor evitarlas.

Por otro lado, la frutas como duraznos (melocotones), damascos (albaricoques) y paltas (aguacates) tienen carozos muy grandes y filosos, que podrían ahogar al animal o también dañar su tracto gastrointestinal, similar a lo que sucede con las olivas (aceitunas). Además, cuanto mayor sea la semilla, pepita o carozo, mayor es la concentración de gases y cianuro en ellas. Asegúrate de darle las frutas sin piel y sin carozos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Los perros pueden comer frutas?, te sugerimos que visites nuestra sección Mascotas.

Esta nota te fue útil?
40 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social