Los Peligros de Comer en la Sobremesa

Peligros de Comer Bocaditos en la Sobremesa

Terminamos una deliciosa comida, estamos compartiendo un momento en familia, y pareciera que ni siquiera consideraríamos cosa semejante como los peligros de comer en la sobremesa. Excesos, mala nutrición y disminución de nuestro índice metabólico son sólo algunos de los ejemplos de lo que sucede luego de las comidas, atentando contra nuestra salud y bienestar, y aumentando nuestras chances de desarrollar sobrepeso y flacidez.

Conoce los peligros de la sobremesa, y cómo evitarlos sin restar el tiempo de convite con nuestros seres queridos luego de almorzar o cenar.

Los excesos de la sobremesa

Hacer “sobremesa” se define bastante explícito en su propio nombre. Es ese momento, a veces muy extendido en el tiempo que dedicamos a permanecer en torno a la mesa de comer, incluso cuando acabamos de terminar una cena completa, satisfactoria y hasta con postre incluido.

Problemas de comer durante la sobremesa. Por qué no debes consumir bocaditos luego de las comidas. Problemas de salud al comer de más en la sobremesa

© Depositphotos.com/belchonock

Imagen 1. Es habitual que en la sobremesa se ofrezcan bombones repletos de azúcares y otros ingredientes poco saludables

Los peligros de la sobremesa comienzan al comer de más: bocaditos, bombones, panificados y otros están tan al alcance de nuestras manos que no hacemos más que deglutirlos, sin el mínimo hambre. Por si fuera poco, otro de los peligros de consumir bocaditos en la sobremesa es que rara vez estos alimentos extra se componen de ingredientes saludables, como vegetales y frutas frescas, sino de azúcares, harinas procesadas, dulces y otros nutrientes insuficientes para nuestra salud, que elevan la insulina en la sangre (colaborando al desarrollo de resistencia de insulina y, con ello, de obesidad) y, para empeorar el asunto, luego se acompañan con bebidas alcohólicas y jugos artificiales, aportando incluso un poco más de estos azúcares refinados y compuestos peligrosos para la salud.

Peligros de comer en la sobremesa: no sólo malos alimentos

Además de ingerir azúcares, grasas, edulcorantes artificiales y un sinfín de alimentos que nos hacen engordar, los peligros de comer en la sobremesa también se hacen sentir en nuestro funcionamiento orgánico. Es que comemos sin hambre y –peor aún- cuando ya estamos bien alimentados, por lo que estos picoteos de bocaditos y el consumo excesivo de bebidas disminuyen y hasta empeoran nuestra digestión, afectando la manera en la que absorbemos los nutrientes que sí necesitamos.

Las energías que hemos adquirido con nuestra comida, en lugar de ser enviadas a los músculos de todo el cuerpo como combustible, son usadas para cumplir con este proceso digestivo suplementario. Y, ya que estos bocaditos de sobremesa se ingieren cuando estamos sentados cómodamente –es decir: en reposo- las energía que no utilizamos se almacenan como grasas en todo el cuerpo, incluyendo nuestra sangre, órganos, y afectando nuestra salud cardiovascular, general, y también nuestra estética.

Finalmente, estos problemas no sólo ocurren durante la sobremesa. Ya que consumimos alimentos grasos y refinados, nuestro balance hormonal se ve impactado de manera negativa. Las hormonas que comandan nuestro hambre se ven disminuidas, confundidas, los antojos ganan lugar, y esto provoca que poco tiempo luego de comer tengamos la sensación de hambre, volviendo entonces a ingerir estos alimentos poco nutritivos, buscando calmar estas hormonas afectadas por la mala alimentación que se corresponde con estos peligros de comer en la sobremesa.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Los Peligros de Comer en la Sobremesa, te sugerimos que visites nuestra sección Nutrición y Alimentación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social