Los miedos que impiden ser emprendedor

Cómo enfrentar el miedo a emprender

Puede parecer sencillo decir que es vital dar el salto y dejar de ser un empleado, pero a veces, hay circunstancias de la vida que no lo permiten. Lo cierto es que las excusas van por encima de las reales causas de por qué no se puede emprender o montar un negocio propio: "el producto no es del todo bueno", "ya estoy grande para dejar mi trabajo", "mi empleo no es bueno, pero al menos tengo uno", "no consigo el dinero para comenzar", "no me podré acostumbrar a manejarme solo", etc.

Los temores surgirán constantemente y eso puede ser convertido en algo positivo, si se encuentran las soluciones adecuadas.

El miedo al fracaso

El miedo al fracaso es el más grande temor que puede tener una persona que cuenta con la idea de emprender y ser independiente. Esto se debe, en parte, a que no hay una certeza al 100% de que el negocio va a ser brillante, una seguridad que en realidad, nadie la tiene, ni siquiera aquellos que tienen su "trabajo formal". Medir los riesgos es importante, sobre todo si despejará las dudas y surgirá la confianza.

Una sensación habitual de los que desean poner un negocio propio es el hecho de emprender algo nuevo que no han hecho antes, con sus miedos y sus esperanzas haciendo fuerza. Salir del estado de confort es otra acción necesaria para ser un emprendedor.

No contar con el flujo de dinero al que se está acostumbrado (aún cuando en poco tiempo ese monto se pude duplicar o triplicar), tener inconvenientes para conseguir inversionistas, recaer en muchas deudas, no ser capaces de afrontar los gastos, etc., son cuestiones a resolver.

Atreverse a emprender

Los que no pueden superar sus turbaciones quedan fuera del pequeño círculo. Emprender es una experiencia muy enriquecedora, llena de desafíos, recompensas y también riesgos, que hay que atreverse a sortear. Con el tiempo, las oportunidades del mercado abren cada vez más puertas y se logra ser un exitoso empresario.

Para iniciar el camino del emprendedor es preciso aprender a escuchar a la intuición. Es aconsejable hacer algo que nos interese o apasione, porque sino caeremos en el error de seguir "trabajando", cuando la idea del emprendedor es disfrutar de lo que hace.

Finalmente, rodearse de las personas adecuadas es un paso fundamental, porque esto permitirá alcanzar los objetivos más rápidamente. En este grupo se encuentran los socios, los inversionistas, los proveedores, los clientes, los empleados y la familia.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Los miedos que impiden ser emprendedor, te sugerimos que visites nuestra sección Desarrollo Profesional.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social