Los exámenes y la ansiedad: ayuda a tu hijo a superarla

A la hora de rendir exámenes la ansiedad puede inundar a nuestro hijo. Veamos cómo acompañarlos para superar ese estado.

Cómo ayudar a nuestro hijo durante la época de exámenes

Cómo acompañar a nuestros hijos durante los exámenes

La edad escolar es un período de constantes aprendizajes, cambios e interiorización de conceptos que habrán de acompañarnos a lo largo de toda nuestra vida. Entre ellos, los exámenes suelen ser ocasiones casi célebres, en los que se fija el carácter, son ponernos a prueba ante nosotros mismos, y nos evaluamos en nuestro avance.

Los exámenes y la ansiedad: ayuda a tu hijo a superarla
La época de los exámenes suele ser la de mayor ansiedad para los hijos

Sin embargo, y quizás producto de una educación menos que motivadora, la época de los exámenes suele ser la de mayor ansiedad para los hijos, con nervios, incluso síntomas físicos y profunda confusión que se entremezcla con el temor al fracaso, al castigo, a las reprimendas.

Aquí te contaremos algunos buenos consejos para que puedas acompañar y alentar a tu hijo o hija a superarse constantemente, tomando a los exámenes como una oportunidad de prosperar y progresar en lugar de tener el temor y la ansiedad tan comunes.

Hablando sobre los exámenes

Muchos padres caen en la misma vieja trampa de preparar al niño para los exámenes, haciéndole pasar preguntas sorpresa en casa. Pero es mucho más importante hablar al respecto, explicarle de qué se tratan los exámenes, asegurarle al pequeño que, si ha prestado atención en clases, los exámenes no serán para nada diferentes de cualquier deber escolar o trabajo práctico que la maestra haya dado para realizar en el aula.

Después de todo, eso son los exámenes: una demostración, una puesta en práctica de lo aprendido, al igual que se hace en las tareas a diario.

Técnicas de relajación para los exámenes

Enseña a tu hijo o hija a estudiar. Enséñale a hacer una lectura comprensiva, a buscar en el diccionario las palabras que no entienda, a preguntar aquello que no sepa. Enséñale a que interprete los contenidos, que sepa explicarlos en otras palabras antes que aprenderlos de memoria. De este modo, prestará mejor atención en clases, participará más, y aprenderá de un modo más orgánico.

Los exámenes son un motivo de estrés porque no sabemos precisamente qué responder, pero si comprendemos la idea podremos responder en frases completas, haciendo que la maestra sepa que nosotros sabemos de lo que estamos hablando, sólo que no tenemos las palabras textuales del libro en nuestra mente. Esa es la idea que tu hijo o hija debería interiorizar, aprender y aprehender.

Aprendizajes valiosos para tu hijo

Enséñale a leer despacio, comprendiendo y analizando, interpretando contenidos. Que lo haga tomando pausas, premiándose con horas de juego cada cierto tiempo de estudio. Luego, enséñale técnicas de respiración y relajación que pueda hacer en la escuela justo antes de entrar al salón de clases a dar su examen, o durante el recreo, o quizás incluso durante la evaluación. Dile que cierre sus ojos, respire profundo y libere su mente de pensamientos. Así podrá organizar mejor sus energías, y las respuestas llegarán como un manantial a su mente.

"En lugar de tomarle examen a tu hijo, es mucho más importante hablar al respecto, explicarle de qué se tratan para relajarlo."

"Enséñale a leer despacio, comprendiendo y analizando, interpretando contenidos."

Los exámenes pasarán a ser un desafío entretenido en lugar de un motivo de malestar y tensión. Tu hijo aprenderá más, y se preparará para enfrentar los distintos obstáculos en la vida sin perder la calma ni la astucia, ¡y sólo con aplicar estos consejos en la escuela!