Los errores más comunes del emprendedor

Análisis de los errores más frecuentes de un emprendedor

En esta nota hablaremos del fantástico libro 'Vivir sin jefe', del no menos fantástico Sergio Fernández. El libro está dividido en cinco Capítulos que hablan sobre los errores comunes en la planificación del trabajo, en el del día a día, en las relaciones con otras personas, en la relación con uno mismo, y cuando dejamos el trabajo por cuenta ajena.

El libro "Vivir sin jefe" es el primero de los escritos por este joven Emprendedor. Sergio es Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas, y un prestigioso Consultor, Coach, Formador y Escritor. Fue Director del programa de radio "Pensamiento Positivo", del que puedes ver decenas de vídeos en YouTube sobre temas de Desarrollo Personal.

Errores comunes en la planificación del trabajo

  • Dedicarse a algo por lo que no sentimos pasión: Pregúntate ¿A qué me dedicaría si me sobrara el dinero? Responde con sinceridad, y habrás encontrado tu pasión.
  • No dedicarse a su propio negocio: Céntrate en tu negocio y no te dediques a un montón de cosas más, para no distraerte y descuidar las actividades estratégicas. Delega todo lo demás.
  • No ofrecer ningún valor añadido: Es una de las tareas más estratégicas para un emprendedor. Necesitas tener algo diferente y comunicarlo de forma clara para no ser uno más del montón. Da siempre algo más de lo que esperan.
  • No poner los contadores a cero de vez en cuando: Haz una limpieza de cosas, tareas pendientes y creencias, de vez en cuando. Es una actividad energizante y necesaria: nos ayuda a sentirnos bien y a ser más eficaces en nuestro trabajo.

Errores frecuentes en el trabajo del día a día

  • No darse cuenta de que lo que más valoran de nosotros cuando nos contratan es la confianza: Compórtate de una manera íntegra, y tus clientes te recomendarán convirtiéndose en tus comerciales. Ten en cuenta que no hay nada más difícil que recuperar una confianza perdida.
  • No saber vender: Las habilidades comerciales que necesitamos desarrollar son:

- La capacidad de saber explicar qué hacemos y qué podemos hacer.
- La capacidad de saber explicar bien el trabajo que vamos a desarrollar.
- La capacidad de dar un precio sin que nos tiemble la voz, dudar, o dar explicaciones.
- La capacidad de soportar el miedo al rechazo.
- La capacidad de entender lo que significa vender: hacer proyectos "personalizados".
- La capacidad de entender que la venta que realizan los emprendedores es normalmente un proceso. Cada contacto tiene que llevar al siguiente de forma natural, para que ambos tengamos tiempo de valorar si queremos trabajar juntos.

  • Analizar demasiado: Demasiado análisis está reñido con la acción. Si analizamos demasiado, corremos el peligro de cambiar de objetivo.
  • Presupuestar muy poco o dar un precio demasiado alto y quedarse sin trabajo: Ya sea por miedo a perder el trabajo o miedo a que no se valore al pedir un precio excesivamente bajo. Calcula los costos, el valor percibido y otras variables como el precio de la competencia.

Errores frecuentes en las relaciones con otras personas

  • No tener una marca personal: La clave es determinar una serie de atributos por los que queremos que se nos reconozca, trabajar por ellos y comunicarlos de la mejor y más memorable manera posible. Debe ser una marca reconocible y sencilla, que sepa evolucionar si tiene que hacerlo y que esté muy presente.
  • No emplear nuestra red de contactos (networking): Networking es el arte por el que diferentes personas se ponen en contacto y estimulan sus relaciones para generar oportunidades. Hay que cuidar la red de contactos.
  • Pensar que el cliente siempre lleva la razón o no quitarse de encima algunos clientes: Nuestro objetivo como emprendedores debe ser potenciar la relación con el 20% de clientes que generan el 80% de las ventas; y ceder a la competencia a aquellos clientes que menos satisfacción nos proporcionan.

Errores frecuentes en la relación con uno mismo

  • No eliminar los sumideros de energía: Algunas personas con las que nos relacionamos, los alimentos que tomamos o las actividades que desarrollamos, son verdaderos sumideros de energía. Uno de los mayores en lo laboral es postergar la toma de decisiones, es bueno tomarlas en el momento.
  • No actuar como si ya lo hubiéramos conseguido: Comportarnos como si ya hubiéramos conseguido lo que deseamos activa nuestra capacidad de atraer lo que queremos. Nos ayuda a visualizar cómo queremos vernos y nos permite aprender a comportarnos como se debe cuando nos vaya bien.
  • No dedicar tiempo a reciclarse: Hoy en día no gana el que trabaja más tiempo ni el que más sabe, sino el que tiene la información adecuada, y además, la utiliza. Esto significa que tenemos que actualizarnos todo el tiempo. Hay dos maneras básicas de conseguir información: a través de otras personas (networking) y dedicando un tiempo a actualizarnos.
  • No cultivar los valores clave para ser emprendedor: Como emprendedores, nos vemos obligados a tomar decisiones cada día. La mejor manera de hacerlo es orientándonos por nuestros objetivos y, sobre todo, por nuestros valores. Los 5 principales son honestidad, integridad, trabajo constante, generosidad y atención al detalle.

Errores frecuentes cuando dejamos el trabajo por cuenta ajena

  • No crear mentalmente lo que deseamos: Las zonas del cerebro que se estimulan son exactamente las mismas cuando hacemos algo que cuando pensamos en ello. Es importante que identifiquemos las frases que decimos, las cosas que pensamos y cómo nos vemos dentro de un tiempo, para visualizarnos en la situación en la que deseamos estar. Hazlo todos los días un rato con el máximo grado de detalle posible, y espera los resultados.
  • No devolver parte de lo que recibimos: Ser egoísta no es inteligente. Si a los demás no les va bien, a nosotros tampoco nos irá bien. Podemos seleccionar una idea o un proyecto para colaborar con nuestra pequeña aportación, para construir una sociedad mejor.
  • Olvidar que es un juego y que hacemos esto por divertirnos: A menudo se nos olvida que la mayoría de las veces no hay para tanto, que esto no es más que un juego y que a veces se gana y a veces se pierde. Se trata de hacer todo lo que esté en nuestras manos para conseguir nuestra meta, y después, olvidarse de los resultados. Aunque a veces no conseguimos los resultados deseados, no hay nada más poderoso que una persona que sabe que ha hecho lo correcto y que sabe a dónde se dirige.

Ser emprendedor es una maravillosa aventura en la que pones tu trabajo al servicio de tu propio negocio. Hay muchos libros escritos para grandes empresarios, pero pocos para pequeños empresarios y emprendedores. "Vivir sin jefe" te ayuda a obtener buenos resultados, a través de los errores más comunes de estos en la planificación del trabajo, la relación con los demás y con uno mismo, y lo que solemos hacer al dejar el trabajo.

"Millones de personas desarrollan trabajos por los que no sienten ninguna pasión, y que dejarían de la noche a la mañana si económicamente pudieran permitírselo." Sergio Fernández

Sobre la autora: "Marta Morón, directora de "MujerLider" y www.mujerlider.es, te ayuda a través del Coaching para que te conviertas en una Mujer (u hombre) Líder de tu vida. Si quieres redefinir tu plan de carrera; fortalecer tu liderazgo y tu gestión de personal; incrementar tu productividad y tus resultados; mejorar tu gestión del tiempo y tu conciliación; buscar salidas a tu situación de tránsito profesional; reforzar tu toma de decisiones; y mejorar tu comunicación; Visita ahora www.martamoron.com para recibir más tips gratis."

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Los errores más comunes del emprendedor, te sugerimos que visites nuestra sección Desarrollo Profesional.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social