Los Dedos del Pie y las Emociones

La Relación entre Los Pies y las Emociones

¿Sabías que los dedos  del pie y las emociones están profundamente relacionados? Verás, la forma que tienen, con sus plantas, dedos y tallas, habla mucho sobre nuestro nivel de inteligencia emocional y nuestra personalidad emotiva. Analizarlos te ayudará a conocerte mejor, según esta tendencia que está ganando cada vez más adeptos en el mundo entero. ¡Conócela y aplícala hoy mismo!

¿Qué son los pies para nuestra vida?

Mucho más que simples extremidades que nos permiten mantenernos erguidos y caminar, los pies tienen grandes simbologías para nuestra vida emocional y energética. Al conectarse directamente con la tierra, representan a la Madre, a la Naturaleza y nuestra conexión con el todo. Sus dedos se relacionan con las raíces, la fuente de vida y de alimentación espiritual, e incluso cada dedo de cada pie posee su propia “función” energética para nuestro bienestar.

La relación entre el pie y las emociones. Cómo relacionar las lesiones en los pies con las emociones. Los dedos y del pie y la personalidad

© Depositphotos.com/elenathewise

Imagen 1. Los dedos centrales inclinados hacia abajo nos hablan de una tendencia a la manipulación y la avaricia

Tener problemas en los pies, como dolores, calambres frecuentes y similares, puede ser un síntoma de angustias, de dificultades emocionales y hasta de obstáculos en la manera en la que nos relacionamos con el todo, con los demás, y con nosotros mismos. Una persona satisfecha, en cambio, no tendrá problemas en los pies, salvo por condiciones particulares, como accidentes.

En reglas generales, cuando los dedos están separados observaremos que la energía no está fluyendo libremente por ellos, y que hay algún bloqueo emocional que podrá evidenciarse por el dedo que inicie la mayor separación.

Cuando se pliegan hacia abajo, se sabe que la persona tiende a la manipulación, mientras que si se levantan del suelo, podemos entender que la persona es creativa o hasta fantasiosa, con poca conexión con la realidad y problemas para su interpretación.

La relación del dedo pulgar del pie con las emociones

El dedo pulgar (normalmente llamado el “dedo gordo”) habla de tu rol como madre o padre, y también de tu propia relación con tu mamá y con la Naturaleza, madre de la vida. Es el que nos da el equilibrio emocional, y que permite que avancemos en las relaciones sentimentales.

Sufrir problemas en los dedos mayores nos indica que hay un bloqueo en nuestra capacidad de relacionarnos con el mundo exterior: las molestias, descamaciones o lesiones ubicadas en su cara interna, nos hablan de problemas materiales que afectan nuestro vínculo con los demás, y los que ocurren en su cara externa nos dicen de la presencia de obstáculos afectivos. También, el dedo gordo se relaciona con el chakra de la garganta. En el pie derecho, este dedo se conecta con la alegría (lo positivo), y en el pie izquierdo se conecta con la tristeza (lo negativo).

La forma del dedo gordo revela detalles de la persona. Un dedo muy largo presenta a alguien extrovertido, verborrágico, y con tendencias a la egolatría, mientras que si es muy corto y más bien aplanado, define a alguien cauto, reservado y con tendencias a la manipulación. Si el dedo está muy separado de los demás, revela la incapacidad de expresar correctamente las emociones, mientras que si se oculta debajo, habla de una gran timidez y falta de honestidad emocional.

El dedo mayor y nuestra personalidad

El segundo dedo, el “mayor” (que suele ser más largo que los otros), se refiere a individuos que consideramos en nuestro mismo nivel: hermanos, colegas en el trabajo, nuestra pareja u otros. Los problemas físicos allí hablarán de dificultades para relacionarnos con ellos.

Se relaciona con el chakra del corazón y con el aire: un dedo mayor inclinado hacia el de junto revelará a alguien impaciente y poco temperado, mientras que si está recto hacia el frente, nos dice que la persona es equilibrada y está bien orientada en la vida, en relación a sus metas.

Análisis del tercer y cuarto dedo del pie

El tercer dedo también revela datos sobre los pies y las emociones, y muy claramente en este caso: es el dedo de la comunicación, del contacto con el mundo y con los demás, y los problemas allí denotan inestabilidad y falta de equilibrio en nuestro avance en la vida y hacia nuestras metas.

Se relaciona con el chakra del plexo solar y con nuestro “fuego” interno: un dedo medio más largo que los demás, en especial en el pie izquierdo, define a una persona creativa y activa, y si es más prolongado en el pie derecho indica cierta tendencia a la ira y la agresividad.

El cuarto dedo (equivalente al anular en las manos) es uno al que debes prestar buena atención al analizar la relación entre los pies y las emociones: se refiere al rencor, a los sentimientos reprimidos, y se vincula con los asuntos sobre la injusticia y el resentimiento. En el pie izquierdo se conecta directamente con el amor, y en el derecho con el cariño, el apego o la simpatía. Cuanto más recto esté ubicado el dedo, más equilibradas serán estas emociones en la persona.

La relación entre el meñique y la personalidad

Por último, el quinto dedo, el pequeñito o meñique, nos habla de nuestra sensación de pertenencia, de territorio, nuestra ubicación en la vida. Las lesiones en los dedos meñiques indican la inconformidad con las situaciones actuales, tanto geográficas como afectivas.

Cuando los dedos chiquitos se ocultan debajo de los otros se observa a una persona insegura y temerosa, mientras que si se encima, define a alguien que tiende al egoísmo y al aislamiento emocional. Un dedo firme y apuntado hacia adelante indica una personalidad equilibrada en estos asuntos.

Ahora ya sabes, en reglas generales, cómo puedes interpretar los dedos del pie y las emociones en cualquier persona. ¡Pruébalo ahora mismo en tu propio cuerpo!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Los Dedos del Pie y las Emociones, te sugerimos que visites nuestra sección Esoterismo y Espiritualidad.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social