Los aceites esenciales peligrosos

Aceites y extractos que NO debes usar

Hemos aprendido a elaborar jabones, velas, aceites para masajes y hasta perfumes, además de ambientar el hogar entero, las telas y la ropa con aceites esenciales. Por eso, nos parece fundamental recordarte la importancia de utilizarlos en su medida justa, y de acuerdo a los objetivos perseguidos, pues hay algunos que pueden resultar tóxicos al ser utilizados a la ligera.

En esta nota aprenderemos cuáles son los extractos y aceites esenciales catalogados como "potencialmente peligrosos" para su uso en casa, ya sea en el baño o en la creación de productos, para que los tengas en cuenta de acuerdo a sus características.

Peligros en el uso de algunos aceites esenciales

Hay aceites que pueden reaccionar adversamente cuando se los mezcla con medicamentos y con otros extractos o productos, por lo que lo mejor es seguir de cerca las recetas, sin improvisar. Si temes cometer un error, visita una tienda de herboristería o la oficina de un homeópata para saber la eficacia y seguridad de las mezclas que deseas preparar.

Los aceites no deben ser utilizados internamente, es decir, nunca debes ingerirlos, y preferentemente, tampoco aplicarlos directamente sobre la piel. Lo mejor es mezclarlos con soluciones de rebaje compuestas por agua, aceites o alcoholes, minimizando el efecto negativo que puedan tener en tu organismo. Nunca utilices aceites sobre bebés, ancianos, personas enfermas ni inmunosuprimidas, por precaución.

Aceites esenciales "peligrosos" que no debes usar

La siguiente lista contiene los extractos catalogados como potencialmente agresivos o tóxicos, acompañados por su nombre científico y su explicación:

  • Ajedrea (Satureja montana). Es irritante en la piel, cuando se lo utiliza directamente. Ten especial precaución con la Ajedrea de jardín (Satureja hortensis).
  • Albahaca exótica / Albahaca de Comodoro (Ocinimum basilicum var. basilicum). Es extremadamente tóxica y provoca serias reacciones cutáneas. Es mejor evitarla por completo, y reemplazarla en las recetas por albahaca fresca.
  • Alcanfor marrón y amarillo (Cinnamomum camphora). Puede producir jaquecas por inhalación y tiene relaciones cancerígenas. No se debe utilizar, sino reemplazar por alcanfor blanco o alcanfor rectificado.
  • Almendras amargas. Su peligro radica en el uso exagerado, pues las almendras poseen ácido prúsico, mejor conocido como cianuro.
  • Artemisa (Artemisia absinthium): su aceite esencial  está contraindicado en embarazadas y lactantes, enfermos, casos epilépticos y en niños, pues resulta peligrosa en extremo.
  • Bergamota (Monarda didyma) y Comino (Cuminum cyminum). Aunque no son peligrosas de por sí, son fototóxicas, es decir, que las pieles que hayan sido untadas con estas esencias y sean expuestas al sol pueden sufrir serias quemaduras.

Aceites y extractos absolutamente contraindicados

Hay extractos con probadas y sospechadas influencias en el desarrollo de tumores o de cánceres. Aunque hay detractores de estas investigaciones, lo mejor que podemos recomendarte es que te mantengas lejos del uso de los aceites esenciales de Cálamo, Estragón, Perifollo y Sasafrás.

Las mujeres embarazadas y que estén en lactancia, así como los bebés y niños pequeños, deben evitar el uso y contacto con los extractos de Hinojo amargo, Mirra, Hisopo, Mejorana, Sabina y Poleo, pues pueden producir ataques epilépticos y otros serios problemas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Los aceites esenciales peligrosos, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social