Los 5 Principios del Reiki

Los 5 fundamentos del Reiki cuentan con un mensaje simple que si se interpretan y aplican correctamente, podrán ayudarte a ser una mejor persona.

Los 5 Principios del Reiki

Los 5 Principios del Reiki

Los 5 principios de Reiki son una enseñanza para todos los que quieran transitar la experiencia de esta disciplina. Estos fundamentos fueron transmitidos por los maestros reikistas Usui Sensei, Hayashi y Takata, para que los aprendices pudieran tener una guía moral, espiritual y ética que los integren como un mantra en su día a día.

Según el doctor Usui, estos principios son el secreto de la felicidad y de la medicina espiritual para sanar enfermedades. Si los recitas todos los días por la mañana y por la noche, a corto plazo, tu mente creará situaciones donde apliques estos mensajes sin siquiera darte cuenta.

1. Solo por hoy no te enojes

La agresividad, la ira, el enfado y otras emociones negativas y destructivas suelen sentirse a diario, creando diversas situaciones en donde la única salida aparenta ser la violencia. Por tanto, el primer fundamento del Reiki te ayudará a ver las cosas de otro modo y enseñarles a los demás lo mismo, pues generarás ondas expansivas de paz, amor y armonía.

Los 5 principios del reiki. Los 5 fundamentos del reiki. Principios fundamentales del reiki
Cada uno de los 5 principios fueron creados por el maestro Mikao Usui en 1922, cuando alcanzó la iluminación en el monte Kurama.

© Depositphotos.com/Wavebreakmedia

"Los principios del Reiki fueron transmitidos por los maestros reikistas Usui Sensei, Hayashi y Takata, para que los aprendices pudieran tener una guía moral, espiritual y ética para seguir día a día."

Practica este principio tomándote un minuto todos los días para respirar suave y profundamente, tranquilizarte y reflexionar.

2. Solo por hoy no te preocupes

Este principio del Reiki te enseñará a transitar la vida sin preocuparte, sino más bien ocuparte y poner siempre la energía y el pensamiento en su justa medida para conseguir un objetivo determinado. Por ello, es fundamental que disfrutes del ahora sin impacientarte por tonterías o temas superficiales, pues hay personas que se aprovechan de ello y te “succionan” la energía, logrando que quedes agotado y con mal genio.

Recuerda que en donde esté tu pensamiento también lo estará tu energía, y si este genera inseguridad, tus niveles serán realmente escasos.

3. Tercer principio del Reiki: Sé agradecido

En la tradición japonesa, de donde es oriundo el creador del Reiki, Mikao Usui, la costumbre es honrar a los padres, a los maestros y a los ancestros, por lo que debes aprender a respetar a todos los seres en tu vida. Cada uno de ellos tiene algo para enseñarte, al igual que tú a ellos.

5 principios de la práctica del reiki. Los 5 fundamentos principales del reiki.

La amabilidad es el quinto principio del Reiki. Recuerda siempre tratar a los demás como quisieras ser tratado.

© Depositphotos.com/Pakhnyushchyy

"Según el doctor Usui, estos principios son el secreto de la felicidad y de la medicina espiritual para sanar enfermedades."

Si quieres mejorar en verdad, comprende, perdona y se agradecido, en cualquier momento y en cualquier lugar. Estas son las palabras mágicas que te ayudarán a gozar de una mejor calidad de vida.

4. Trabaja honradamente

Trabaja honradamente significa que debes ganar el sustento de forma honesta, brindando siempre lo mejor como profesional, pero también como ser humano, dejando de lado los engaños y poniéndole el valor justo a lo que haces si brindas algún servicio o producto a la sociedad. Además de ser honesto con los demás, lo debes ser contigo mismo.

5. Sé amable con todos

La gratitud es uno de los principios del Reiki que todas las personas tenemos, pero pocos lo desarrollan debido al ego o a la avaricia. Trata siempre a los demás como quisieras ser tratado, y si eres amable con todas las personas y todo lo que te rodea, estarás colaborando para crear un mundo mejor en donde la armonía y la paz reinen.

Estos son los 5 fundamentos de Reiki que todos los días debes honrar, y no necesariamente debes practicar esta disciplina para aprovechar de sus bondades, tan solo debes estar abierto a nuevos cambios.