Porcentajes en gastos hogareños

Organizar finanzas de acuerdo a porcentajes

Cada quien tiene su propio sistema financiero. Y no es un mero capricho, sino que el correcto dependerá del análisis de ingresos, gastos fijos particulares necesarios, deseados y evitables.

Ya hemos aprendido que se debe calcular el ingreso total del mes, los gastos fijos, y los gastos esporádicos para organizar las finanzas y cumplir con las obligaciones. En ello, calcula los porcentajes para mantener más esta organización.

Se sabe que un aproximado de entre el 30% y el 40% de los ingresos van directamente a los pagos de residencia. Ya sea alquileres o pagos de hipotecas, sumados a los servicios básicos de vivienda, este gran porcentaje debe ser intocable en tus ingresos.

Del 60% restante, calcula un 10% para apartar. Puedes elegir el método que mejor te sirva o te tranquilice, como una cuenta o caja de ahorros en el banco, una caja de seguridad, en casa, en la oficina o en inversiones seguras. Evita tenerlo en inversiones fluctuantes, así como en un frasco con tapa a rosca escondido debajo del colchón: ambas son buenas maneras de usarlo y gastarlo.

Otros consumos

Los cálculos, según los estudios, dicen que entre el 13% y el 20% de nuestros ahorros son invertidos en comida, ropa y gastos fijos. Si seguimos el cálculo de base, al 50% restante de nuestro dinero ingresante debemos ahora quitarle otros 20%, para una vida tranquila y sin necesidades. Esto no está dejando, hasta el momento, con un 30% de nuestros ingresos para los demás gastos.

Entre ellos, se estima que los costos de salud y las emergencias consumen, al mes, un 5% de nuestro dinero. Visitas al médico, fármacos de venta libre y analgésicos de todos los días son algo que podemos percibir como ocasional, aunque se trata de un consumo habitual. Si a ellos les sumamos los otros 5% calculados para gastos de cosmética y belleza, entonces sólo nos resta el 30% de nuestros ingresos, para el disfrute y todo lo demás.

Modificando los números

Ya vimos que tenemos gastos de vivienda, servicios, comestibles, medicina, belleza y demás, dejándonos un quinto de nuestros ingresos a disposición. De allí saldrá el dinero para combustible, para ir a cenar a restaurantes o, en lo posible, para aumentar el porcentaje de ahorros.

Recuerda seguir el plan diseñado de acuerdo a tus propios gastos, modificando los valores aquí mencionados, para poder así fomentar tus ahorros y optimizar el uso de tu dinero. ¡La fortuna te está esperando del otro lado de ese túnel!

Gracias por leer Cómo llevar la contabilidad de casa siguiendo porcentajes, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social