Cómo limpiar y mantener jardineras, macetas y fuentes de jardín

El cuidado del jardín no sólo incluye el buen mantenimiento y la atención dedicada de las especies que allí se cultiven, sino también del buen mantenimiento y conservación de las estructuras, adornos y complementos, tanto decorativos como también de los funcionales.

Las macetas, jardineras, canteros de piso y de altura, jarrones y fuentes, son elementos a los que debemos prestar atención. Su buen estado y elegante apariencia logran transformar casi por completo la vista de todo nuestro jardín. Por eso, aprendamos algunas técnicas sencillas para mantenerlos siempre en buen estado.

Las fuentes y bebederos de agua deben ser vaciados una vez por semana, dejándolos secar con el sol y el aire. Esto hará que las estructura se higienicen, y se elimine la posibilidad de aparición de hongos y mohos.

Las jardineras y macetas de madera son sumamente decorativas, pero suelen ser víctimas de hongos, podredumbre y otros males. Para mantenerlas siempre en impecable estado, podemos vaciarlas, secarlas, lijarlas para darles una buena limpieza, y pintarlas por fuera y por dentro con aceite de linaza. Dejaremos absorber y secar, y luego podemos barnizar o pintar a gusto. El aceite de linaza recubrirá las fibras de la madera, evitando su pudrición y deterioro, y dándoles un aspecto de base especial.

Los jarrones y elementos altos suelen perder estabilidad. Para que ello no suceda, bastará con colocar algunas piedras de río en su base, para darles peso y equilibrio. Recuerda prepararlas antes de colocarlas en el césped, pintándolas con un producto de protección por fuera.

Si el jarro o el jarrón no tuviese el tamaño suficiente como para colocar piedras de gran tamaño, puedes colocar piedras menores, ripio o incluso arena, para evitar su pérdida de equilibrio y balance.

Si tu jardín no es de tierra, sino interior, o se trata de un patio español o de un balcón, puedes decorarlo con flores y plantas en jarros, floreros y vasos. Para evitar la pudrición de los tallos de las variedades exhibidas, coloca un trozo de carbón vegetal dentro del agua, y recuerda cambiar el agua a menudo.

Recuerda vaciar y limpiar una vez por semana los floreros y jarrones, para evitar malos olores. Si el agua de tu ciudad es dura, puedes evitar la aparición de depósitos de sarro y calcio de los jarrones de interior y de exterior frotándolos, cuando estén secos, con un poco de aceite o de grasa y un cepillo de cerdas medias.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Gracias por leer Cómo limpiar y mantener jardineras, macetas y fuentes de jardín, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
9 valoraciones.
El 44% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social