Cómo limpiar y cortar un pescado plano

Saber limpiar y cortar un pescado es imprescindible si no deseamos desaprovechar nada.

Cómo limpiar y cortar un pescado plano

Cómo limpiar y cortar un pescado plano

Cómo hacer para limpiar y cortar un pescado plano

Si bien la tarea de limpiar el pescado no es muy grata, es necesaria. Luego de limpiarlo adecuadamente hay que cortarlo para poder elaborar la receta que deseamos. Los pescados planos poseen una carne muy fina y suave. Entre los más usados son el lenguado, el gato, el rodaballo, merluza y sardina.
Tanto para limpiarlo como para cortarlo solo necesitamos:

  • 1 cuchillo bien afilado.
  • 1 tabla para cortar.

Instrucciones

  • Con la punta de un cuchillo de filetear, comenzar cortando la piel que se encuentra cerca del extremo de la cola para que  de esa manera se afloje.
  • A continuación, sujetamos con firmeza el extremo de la cola del pescado y separamos la piel de la carne de ambos lados del pescado plano. Un poco de sal puede resultar de utilidad para ayudar a sostener el pescado y evitar que resbale.
  • Con el cuchillo comenzar a filetear (cortar en filetes) y comenzar a retirar los filetes. Hay que cortar el pescado desde atrás de la cabeza y hacer una hendidura siguiendo la línea natural de la columna.
  • Siempre hay que mantener el cuchillo plano y deslizar la hoja con movimientos suaves entre la carne y los huesos, comenzando en la cabeza y terminando en la cola.
  • Después, separamos el filete y quitamos las pequeñas espinas que pueden haber quedado en el borde y todo tipo de hueso o membrana oscura que hayan quedado adheridas.
  • Cortar los siguientes filetes de la misma manera y repetir la operación para el otro lado del pescado.

Los huesos que retiramos pueden utilizarse para la preparación de riquísimos y nutritivos caldos.

Puede ser que las primeras veces esta tarea te resulte bastante complicada y tarde mucho tiempo, pero con practica verá que es muy sencilla y la podrás realizar en pocos minutos.