Cómo Limpiar una Plancha a Vapor

Mantenimiento y limpieza de una plancha a vapor

En el hogar hay tareas algo tediosas que se hacen más amenas gracias a los avances de las tecnologías aplicadas. Este es el caso del planchado de las prendas, actividad que consume nuestro tiempo, nos obliga a permanecer de pie por larguísimos ratos, pero que se hace mucho más simple cuando aprovechamos las bondades de las planchas más modernas, como las de vapor.

Para tenerlas con nosotros por más tiempo y en las mejores condiciones, aquí compartimos algunos consejos de cuidado y mantenimiento.

Cuidados diarios de la plancha

Las planchas a vapor poseen un depósito contenedor para el líquido y conductos que dirigen el agua hacia el rociador y la base, para crear el vapor de superficie. El rocío del agua fría y el uso de vapor permiten un planchado mucho más fácil, rápido y efectivo, en especial si complementas estas funciones con productos especiales.

El agua que coloques en el depósito de la plancha debe ser agua destilada o desmineralizada, para evitar que los conductos se vean afectados por posibles depósitos de sarro y cal. Puedes complementar con una cucharadita de alcohol medicinal común por cada taza de agua que viertas en la plancha, para facilitar la tarea y crear líneas de planchado más definidas y duraderas.

Limpieza de las planchas a vapor

Las planchas más modernas poseen una superficie de contacto antiadherente y fácil de mantener, pero eso no quita que puedan ensuciarse. En tal caso, el primer paso es limpiar el depósito contenedor y los conductos. Luego, calienta el producto al máximo, desconéctarlo de la red eléctrica, y acciona la liberación del vapor hasta vaciarlo completamente.
En casos extremos, puedes vaciar el depósito y llenarlo con vinagre blanco de alcohol, dejarlo por la noche, y luego repetir el procedimiento, para una limpieza más profunda.

Luego, toca el turno del exterior de la plancha, limpieza que se realiza simplemente humedeciendo una servilleta de papel absorbente de cocina en un producto antigrasa, sea líquido o en aerosol, y repasando la carcasa del artefacto para quitar la suciedad y grasitud.

Para limpiar la superficie de contacto, primero analiza bien su estado. Si es una plancha común, con la superficie plateada y brillante (no antiadherente), calienta la plancha y luego hazla pasar por sobre un papel blanco, del que usas en la impresora, y al que hayas colocado unas tres o cuatro cucharadas grandes de sal fina. La sal raspará delicadamente la superficie de contacto, tomando la suciedad sin dañar la plancha.

Si la base es antiadherente, calienta la plancha, luego deja enfriar y, mientras, ve repasando la superficie con un paño suave y seco, para retirar la suciedad delicadamente.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Video sugerido

Cómo Limpiar la Base de la Plancha. Si la base de tu plancha esta sucia, con manchas que se traspasan a las prendas cuando la usas, aquí te explicamos un truco para limpiarla.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Limpiar una Plancha a Vapor, te sugerimos que visites nuestra sección Electrodomésticos.

Esta nota te fue útil?
31 valoraciones.
El 77% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social