Cómo limpiar un felpudo

Los felpudos, ayudan a eliminar la tierra de nuestro calzado antes de entrar al hogar, pero si no le hacemos un mantenimiento llegará un momento en que será mejor saltarlos que pisarlos.

Cómo limpiar un felpudo

Limpiar los felpudos

Hay varios métodos diferentes que se pueden aplicar para la limpieza del felpudo, elegir uno o varios dependerá de nuestro felpudo o de los elementos que tengamos en nuestra casa.

Consejos para la limpieza de los felpudos

Lo más sencillo es aspirarlo una vez a la semana. y cepillarlo con fuerza cada tres meses (para recordarlo mejor, hacerlo al comienzo de cada estación) con un cepillo mojado en una mezcla de 1 litro agua caliente, detergente y una cucharada de amoniaco. Luego dejar que se seque al aire libre.

Otra forma es distribuir encima del felpudo los posos del café húmedos y después cepillar con fuerza.

También puedes cepillarlo con un cepillo mojado en una mezcla de agua con un chorro de amoniaco y un puñado de sal fina.

"Hay varios métodos diferentes que se pueden aplicar para la limpieza del felpudo, elegir uno o varios dependerá de nuestro felpudo o de los elementos que tengamos en nuestra casa."

En cualquiera de los casos, antes de cepillarlo, procede a sacudirlo con fuerza de ambos lados.

En ningún caso lo metas en agua y menos lo introduzcas dentro del lavarropas, ya que comenzará a deshacerse.

Prueba algunas de estas fórmulas y el felpudo de tu puerta se mantendrá por mucho tiempo como nuevo.